Miles de vuelos se quedan en tierra en EE.UU. tras una avería del sistema

Washington/Nueva York, (EFE).- Miles de vuelos sufrieron retrasos o fueron cancelados este miércoles en Estados Unidos por un fallo en el sistema de notificaciones de la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) que ha causado el caos en varios aeropuertos del país.

A pesar de que a las 09.00 hora local del este de EE.UU. (14.00 GMT) la FAA había dado luz verde a las salidas de los vuelos afectados, en la tarde de hoy todavía quedaban unos 9.200 vuelos retrasados y más de 1.300 cancelados, según el portal FlightAware.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó una investigación completa al Departamento de Transporte para averiguar las causas de la avería. Según la Casa Blanca, no existen indicios de que haya sido provocada por un ciberataque.

EE.UU. sufrió una situación de caos aéreo hace dos semanas, si bien entonces se debió al paso de la tormenta invernal Elliot, que provocó miles de cancelaciones de vuelos.

Aviones permanecen en el Aeropuerto Logan de Boston, Massachusetts, este 11 de enero de 2023. EFE/Cj Gunther

Unas dos horas antes, la FAA había notificado su orden de que se aplazaran todas las salidas de vuelos domésticos en EE.UU. hasta las 9.00 hora del este del país (14.00 GMT) debido a una avería en el sistema de Notificación a Misiones Áreas, un suceso que se continúa investigando.

Dicho sistema es un procedimiento que proporciona información esencial para el personal relacionado con las operaciones de vuelo y advierte en tiempo real sobre un estado anormal en el sistema aeroespacial estadounidense.

Aplazados todos los vuelos

Sobre las 07.25 de esta mañana (12.25 GMT) la FAA ordenó que se aplazaran las salidas de vuelos domésticos en EE.UU. hasta las 09.00 debido a una avería en el sistema de Notificación de Misiones Áreas.

Dicho sistema proporciona información esencial para el personal relacionado con las operaciones de vuelo y advierte en tiempo real sobre un estado anormal en el sistema aeroespacial estadounidense.

YouTube player

A pesar de lo histórico de la situación, el aeropuerto de John F. Kennedy, el mayor de Nueva York y uno de los más grandes de Estados Unidos, presentaba al filo del mediodía una aparente normalidad.

Tensiones con las aerolíneas

Unas personas confirman sus billetes de vuelo en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York (EE.UU.). EFE/ Sarah Yáñez-richards

El jefe de la Asociación de Viaje estadounidense -que representa a las mayores aerolíneas del país-, Geoff Freeman, dijo esta mañana en un comunicado que el fallo demuestra que el sistema de transporte del país necesita «mejoras significativas».

La relación entre el Gobierno estadounidense y las aerolíneas se encuentra algo tensionada tras el fiasco de Southwest Airlines, que tras la tormenta invernal Elliot no consiguió retomar las operaciones con normalidad hasta varios días después.

El secretario de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg, avisó entonces a Southwest que su oficina se aseguraría de que la compañía cumple con sus obligaciones con sus clientes, como la emisión de bonos de alojamiento y transporte y el pago de comidas, o estaría sujeta a multas.

Antes, durante el verano, una oleada de cancelaciones de vuelos llevó a las aerolíneas a acusar a la FAA de no emplear a suficientes controladores aéreos, lo que dificultaba sus operaciones.

¿Cómo funciona el sistema averiado?

La FAA explica en su sitio de internet que NOTAM es un mecanismo nacional para enviar advertencias y avisos sobre peligros de vuelo a todos los pilotos comerciales. Esta herramienta, que también emplean los vuelos militares, es diferente al sistema de control del tráfico aéreo que vela para que los aviones mantengan una distancia segura unos de otros.

El sistema NOTAM «contiene información que no se conoce con suficiente antelación a un vuelo para ser entregada a los pilotos de antemano», detalla la FAA sobre este sistema propio.

Un avión despega desde el Aeropuerto Logan de Boston, Massachusetts, este 11 de enero de 2023. EFE/Cj Gunther

Algunos ejemplos de alertas de NOTAM pueden ser el cierre de pistas en el aeropuerto o el fallo de sus luces, restricciones en el espacio aéreo o interrupciones en la señal de navegación.

Antes de partir, los pilotos deben consultar siempre las posibles alertas NOTAM, que puedan afectar el vuelo.

Dada su capacidad de transmitir datos de forma rápida sobre un cambio en las condiciones, NOTAM es una herramienta fundamental para garantizar la seguridad a bordo.

El sistema se lleva utilizando desde 1947 cuando EE.UU. acordó que todos los vuelos adoptaran este mecanismo, creado a semejanza del sistema empleado para comunicar información a los capitanes de barcos cuando están en alta mar.