La ultraderechista Giorgia Meloni jura como primera ministra de Italia

Gonzalo Sánchez |

Roma (EFE).- La líder de los ultraderechistas Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, ha jurado hoy el cargo de nueva primera ministra, la primera mujer en ese puesto de la historia del país, en una ceremonia ante el presidente de la República, Sergio Mattarella.

«Juro ser fiel a la República, cumplir lealmente la Constitución y las leyes y ejercer mi mandato y mis funciones en el interés exclusivo de la nación», ha pronunciado ante el jefe del Estado, en el Salón de las Fiestas del romano Palacio del Quirinal.

Acto seguido lo han hecho el resto de sus 24 ministros, empezando por sus dos vicepresidentes, Matteo Salvini y Antonio Tajani, respectivos exponentes de la ultraderechista Liga y de la conservadora Forza Italia, los otros dos partidos de la coalición derechista que ganó las elecciones del 25 de septiembre.

Los primeros que lo han hecho fueron sus dos vicepresidentes, Matteo Salvini y Antonio Tajani, respectivos exponentes de la ultraderechista Liga y de la conservadora Forza Italia, los otros dos partidos de la coalición derechista que ganó las elecciones del 25 de septiembre.

FABIO FRUSTACI
Giorgia Meloni, junto a Sergio Mattarella, este sábado en Roma. EFE/EPA/Fabio Frustaci

Salvini también tendrá la cartera de Infraestructuras y Movilidad Sostenible, con competencias portuarias con las que a buen seguro tratará de cortar el desembarco de inmigrantes, y el europeísta Tajani la de Exteriores, en un claro mensaje al extranjero.

El juramento ha contado con todos los ministros y, como dicta el protocolo, ha faltado el subsecretario de la presidencia del Gobierno, Alfredo Mantovano, uno de los cargos más influyentes del gabinete y que asumirá durante el primer Consejo de Ministros mañana.

Durante este trámite Meloni ha dispensado muestras de complicidad con algunos de sus nuevos ministros, sonriendo especialmente a su titular de Defensa, Guido Crosetto, su mano derecha y cofundador de FdI, o el de Asuntos Europeos, Raffaele Fitto.

A la ceremonia han asistido también los familiares de los miembros del nuevo Gobierno y en primera fila se ha podido ver a la pareja de Meloni, el periodista Andrea Giambruno, y la hija de ambos, Ginevra, de 5 años, que ha entrado en el palacio saltando y con una mochila.

Giorgia Meloni jura como nueva primera ministra de Italia
Giorgia Meloni jura como nueva primera ministra de Italia. EFE/EPA/Fabio Frustaci

Este Gobierno, el número 68 en casi ocho décadas de democracia tras la II Guerra Mundial, es el más marcadamente derechista que se recuerda, liderado por los Hermanos de Italia, el partido heredero del posfascista Movimiento Social Italiano.

Por ejemplo contará con una ministra de la Familia, Natalidad y la Igualdad de Oportunidades, Eugenia Roccella, de FdI, paladina de los movimientos «provida» y ariete contra el movimiento LGBT.

Por otro lado, el nuevo Ejecutivo tendrá en nueve puestos clave a figuras técnicas pero con marcado carácter político. Es el caso del nuevo ministro del Interior, Matteo Piantedosi, jefe de gabinete de Salvini cuando estaba en el Gobierno (2018-2019).

Además, aunque se trata del primer Ejecutivo presidido por una mujer en la historia italiana, su composición es marcadamente masculina, con solo seis ministras, la mitad en puestos sin cartera (Reformas Institucionales, Discapacidad y Familia).

Asimismo, una particularidad que ha llamado la atención del Ejecutivo de Meloni es la nomenclatura de algunos de sus ministerios (durante el juramento se proclamaron los nombres antiguos de estas carteras, pero serán modificados en el primer Consejo de Ministros).

La ultraderechista Giorgia Meloni jura como primera ministra de Italia
Imagen de los miembros del nuevo Gobierno italiano. EFE/EPA/Fabio Frustaci

Por ejemplo, Desarrollo Económico pasará a llamarse Ministerio de Empresas y «Made in Italy», el de Educación también será del Mérito, y el de Agricultura añadirá el término «Soberanía Alimentaria», lo que está suscitando bromas e ironía en el país.

Este domingo se escenificará el traspaso de poderes con el primer ministro saliente, Mario Draghi, y después Meloni presidirá por primera vez el Consejo de Ministros.

Luego, previsiblemente a comienzos de la próxima semana, llegará la investidura del Ejecutivo en las dos sedes del Parlamento, el Senado y la Cámara de los Diputados, un formalismo pues la derecha cuenta con mayoría absoluta.

Como anécdota, Meloni se ha equivocado cuando ha anunciado su lista de ministros y ha tenido que rectificar después con un comunicado los cargos correctos: Gilberto Pichetto Fratin en Medioambiente y Seguridad Energética, y Paolo Zangrillo en Administración Pública.

La jornada en el Palacio del Quirinal, antigua sede de papas y reyes y hoy del jefe del Estado, en lo alto de Roma, ha concluido con un piquete de honor a Meloni, el primero a una presidenta italiana.

Después se ha montado en un coche oficial y ha puesto rumbo hacia el cercano Palacio Chigi, la sede del Gobierno, donde trabajará durante los próximos cinco años de legislatura, siempre y cuando aguante en el poder, algo raro en la siempre agitada política italiana.

Edición web: Nuria Santesteban