Kim Jong-un supervisa test con misiles de crucero de largo alcance

Seúl (EFE).- El líder norcoreano, Kim Jong-un, supervisó un test con «misiles de crucero estratégicos de largo alcance» realizado en la víspera, según informaron hoy los medios estatales.

Corea del Norte disparó este miércoles dos misiles de ese tipo que volaron durante «10.234 segundos en un patrón oval» y «golpearon con claridad sus objetivos en el mar del Este (como se denomina en las dos Coreas al Mar de Japón) a 2.000 kilómetros de distancia», según recoge la agencia del Norte KCNA.

El líder norcoreano mostró su satisfacción por «las altas capacidades de reacción de sus fuerzas de combate nuclear», que mostraron «su gran preparación para la guerra real», según el medio estatal de Pionyang.

Imagen de la trayectoria de misil norcoreano. EFE/Kimimasa Mayama

El test es una nueva señal de advertencia

El test «es una nueva señal de advertencia clara e inequívoca hacia nuestros enemigos», señaló Kim.

Los lanzamientos tenían el objetivo de reforzar «la eficiencia y el poder de combate» de los misiles desplegados por el Ejército norcoreano para el uso de armas tácticas nucleares y confirmar la operabilidad del sistema, según la agencia del régimen.

Las autoridades militares surcoreanas no han dado detalles por el momento del último lanzamiento norcoreano.

Kim Jong-un. EFE/Kimimasa Mayama

El Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano detectó los disparos

Según la agencia local Yonhap, el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano detectó los disparos, aunque a diferencia de los test de los días anteriores decidió no informar sobre los mismos debido a que se trató de misiles no balísticos y que por tanto no vulneran las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El anterior test norcoreano tuvo lugar el pasado domingo, un lanzamiento de dos misiles balísticos de corto alcance que supuso la séptima prueba armamentística de este tipo en dos semanas.

La sucesión de pruebas de Corea del Norte son una medida de «autodefensa» contra Estados Unidos, según señalaron los medios de Pionyang tras el anterior test, y tuvieron lugar en el contexto de maniobras conjuntas de Seúl, Washington y Tokio en aguas de la península coreana.

Edición web: Ana María Martínez