La primera ministra italiana muestra un europeísmo crítico y reniega del fascismo

Roma, 25 oct (EFE).- La primera ministra italiana y líder del ultraderechista Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, ha asegurado hoy que su Gobierno no quiere sabotear la Unión Europea «sino hacerla más eficaz», además de renegar del fascismo y adelantar que hará reformas importantes.

En su primer discurso ante el Parlamento, al que ha presentado el programa de Gobierno antes de someterse al voto de confianza, Meloni ha agradecido los mensajes que ha recibido de las principales instituciones europeas y ha reconocido la «curiosidad» existente sobre la actitud que tendrá su Gobierno hacia la UE.

Ante esas dudas, la nueva jefa del Ejecutivo italiano ha respondido que la «UE no siempre ha estado preparada» pero que «por hacerse preguntas no quiere decir que sean herejes» sino «son pragmáticos».

La primera ministra italiana, Giogia Meloni, en la presentación de su programa de gobierno ante la Cámara de Diputados, este martes en Roma.

La primera ministra italiana, Giogia Meloni, en la presentación de su programa de gobierno ante la Cámara de Diputados, este martes en Roma. EFE/EPA/Fabio Frustaci

No obstante, Meloni ha afirmado que el objetivo de su Gobierno, que compartirá con sus socios de Liga y Forza Italia, será «no frenar o sabotear la UE sino hacerla más eficaz en la respuesta a las crisis» y ha comprometido el respeto de su país a «las normas actualmente en vigor» en materia presupuestaria.

«Italia hará oír su voz en Europa como corresponde a una gran nación fundadora”, ha señalado Meloni.

La primera ministra también ha reiterado que Italia seguirá siendo un socio leal de la OTAN y citando el «valiente pueblo ucraniano», ha confirmado que se respetarán los compromisos internacionales para ayudarlo a «defenderse de la agresión de la Federación Rusa».

Superada la primera votación de su investidura

Giorgia Meloni, logró su investidura en la Cámara de Diputados gracias a los votos de su coalición derechista y espera ahora completar el trámite mañana en el Senado.

Meloni alcanzó la mayoría absoluta con 235 votos a favor (de un total de 400), gracias a su partido, los ultras Hermanos de Italia, y sus socios de coalición, la Liga de Matteo Salvini y Forza Italia, de Silvio Berlusconi, además de otras pequeñas formaciones de esa ideología.

La oposición quedó en 154 votos, los del Partido Demócrata (PD), el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y los centristas Azione e Italia Viva, entre otros, mientras que cinco diputados se abstuvieron.

Meloni dice no sentir simpatía hacia el fascismo

Respecto a su ideología, Giorgia Meloni, ha querido dejar claro que «nunca he sentido simpatía por regímenes antidemocráticos, incluido el fascista».

Meloni, que inició su carrera en las juventudes del Movimiento Social, un partido posfascista, ha dicho que las leyes raciales contra los judíos, aprobadas por el régimen de Benito Mussolini, «son el punto más bajo» de la historia italiana y se ha comprometido a luchar «contra cualquier forma de racismo, antisemitismo, violencia política, discriminación».

En un discurso de más de una hora, que ha sido interrumpido en varias ocasiones por los aplausos de la mayoría gubernamental formada por sus socios de coalición, Meloni ha reiterado su intención de acordar con la Comisión Europea los ajustes necesarios en el programa de Recuperación de los fondos europeos, para «optimizar el gasto con un enfoque pragmático, no ideológico”.

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni (c) recibe los aplausos de sus socios de Gobierno en la Cámara de Diputados, en Roma.

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni (c) recibe los aplausos de sus socios de Gobierno en la Cámara de Diputados, en Roma. EFE/EPA/Fabio Frustaci

En este sentido, ha anunciado que será necesario «reforzar las medidas de apoyo a familias y empresas» para pagar las facturas y los combustibles». «Solo una Italia que respete sus compromisos puede tener la autoridad para pedir a nivel europeo y occidental, por ejemplo, que las cargas de la crisis internacional se compartan de manera más equilibrada. Esto es lo que pretendemos hacer, empezando por la energía», ha sentenciado.

Bloquear las salidas de barcos de migrantes de África

En materia de Inmigración, la primera ministra italiana ha anunciado que pedirá a la Unión Europea (UE) que recupere la propuesta de la operación naval Sophia «que preveía el bloqueo de las salidas de barcos del norte de África».

Meloni se ha mostrado partidaria de crear centros de identificación en África, gestionados por organizaciones internacionales, donde sea posible examinar las solicitudes de asilo y distinguir quién tiene derecho a ser aceptado en Europa de quién no lo tiene».
La líder de Hermanos de Italia ha asegurado que no se pretende «en modo alguno cuestionar el derecho de asilo de quienes huyen de la guerra y la persecución» y que el objetivo de su Gobierno será «evitar que en materia de inmigración Italia sigan mandando los traficantes».

La primera mujer al frente de un gobierno de «centroderecha»

La mandataria, afirmó que siente el peso de ser la primera mujer en gobernar Italia y agradeció a todas aquellas «que pasan por dificultades para hacer valer su talento”, abogó por incentivos para el empleo femenino, además de avanzar una «revolucionaria» amnistía fiscal y aumentar la búsqueda de gas en su mar territorial.

Respecto a la familia, que tiene su propio ministerio en este Ejecutivo, ja explicado que se prevé «un plan imponente, económico pero también cultural, para redescubrir la belleza de la paternidad y volver a poner a la familia en el centro de la sociedad», y que su compromiso sera «aumentar los importes del cheque por hijos y ayudar a las parejas jóvenes a obtener una hipoteca para su primera vivienda».

Citando a Montesquieu, que decía que «la libertad es aquel bien que hace disfrutar de todos los demás bienes», Meloni ha asegurado que «este gobierno de centroderecha nunca limitará las libertades existentes de los ciudadanos y las empresas»

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, este martes en la Cámara de Diputados, en Roma.

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, este martes en la Cámara de Diputados, en Roma. EFE/EPA/Fabio Frustaci

En referencia a quien asegura que se cambiará la ley de derecho al aborto, ha dicho: «ya veremos cuando se demuestren los hechos, incluso en materia de derechos civiles y aborto, quién mentía y quién decía la verdad en la campaña electoral sobre cuáles eran nuestras verdaderas intenciones».

Si ha confirmado su intención de reformar la Constitución para introducir el semipresidencialismo, en el que el Jefe de Estado sea elegido por los ciudadanos.

Con el voto en el Senado de mañana se cerrará el proceso de la formación del Gobierno tras el triunfo del partido de Meloni Hermanos de Italia (FdI), que el fue el más votado con un 26%, pero que necesita del apoyo de sus socios Liga y Forza Italia para poder gobernar.

Edición web: Mar Monreal