Netanyahu mantiene la mayoría holgada para gobernar con el 86 % del escrutinio completado

Jerusalén (EFE).- El ex primer ministro israelí Benjamín Netanyahu mantiene una mayoría holgada para formar gobierno con sus socios de ultraderecha y religiosos, tras haberse escrutado, este miércoles, el 86% de votos de las elecciones israelíes del 1 de noviembre.

A medida que avanza el recuento, la victoria y el regreso al poder del ex jefe de Gobierno se da por hecho. Mientras, el bloque de partidos anti-Netanyahu se mantiene en silencio y su principal referente, el actual primer ministro Yair Lapid, comienza a asumir que tendrá que ceder el poder a su rival, según distintos medios de comunicación.

La ventaja del bloque pro-Netanyahu es muy amplia, y por ahora se sitúa en una mayoría de 65 escaños, por encima de los 61 de mayoría necesaria para crear Ejecutivo en un Parlamento de 120.

Imagen del actual jefe de Gobierno, Yair Lapid tras conocer los resultados electorales. EFE/EPA/Atef Safadi

Ante ello, se prevé que el partido derechista Likud -ganador con 32 escaños- forme gobierno con sus socios de Sionismo Religioso -tercera fuerza con 14 asientos- y los dos partidos ultraortodoxos -que juntan 19 diputados-.

El amplio conjunto de fuerzas de centro, derecha e izquierda del bloque contrario a Netanyahu se queda en solo 50 escaños y no parece tener ya posibilidades de remontar en lo que falta de escrutinio.

El partido centrista Yesh Atid de Lapid logra mantenerse como segunda fuerza con 24 diputados, pero sus socios han tenido un pésimo resultado que ha debilitado el bloque, especialmente en la izquierda.

Este es el caso del histórico Partido Laborista, quién gobernó Israel por cuatro décadas y ahora apenas obtiene el mínimo cuatro escaños, o del pacifista Meretz, que no cruza el umbral electoral y se quedaría fuera del Parlamento por primera vez desde su creación en 1992.

Se prevé que la mayor parte de estos votos vayan por los partidos de derecha, aunque en el pasado beneficiaron también a Meretz, según analistas.

Según el Comité Electoral Central, esos votos se comenzarán a contar esta misma noche, y se espera que el resultado final se pueda anunciar mañana jueves por la noche.

Quintos comicios en menos de cuatro años

Los comicios de ayer fueron los quintos que celebra Israel en menos de cuatro años. Las encuestas previas a las elecciones habían señalado que habría un empate técnico, sin ningún bloque con mayoría suficiente para crear Gobierno, lo que hacía temer la continuación crónica de la rueda electoral y otra convocatoria a urnas en 2023.

Pero los resultados actuales muestran que el bloque de Netanyahu tendría margen para gobernar con una coalición de derechas bastante homogénea a nivel ideológico, lo que probablemente acabará con la parálisis e inestabilidad política y el círculo vicioso de comicios en Israel.

El ex primer ministro israelí Benjamín Netanyahu. EFE/Abir Sultan

Edición web: Ana María Martínez/Mar Monreal/Javier Agramunt