El último pleno del año en la Eurocámara llega marcado por los sobornos de Catar

Estrasburgo (Francia) (EFE).- El Parlamento Europeo comenzará este lunes su último pleno del año ensombrecido por el escándalo de corrupción vinculado a Catar por el que ha sido imputada, entre otros, una de sus vicepresidentas y que forzará cambios en la agenda para suspender el voto previsto sobre la liberalización de visados a ciudadanos de este país.

Los hechos

La Justicia belga mantiene bajo arresto y ha imputado a la vicepresidenta de la institución Eva Kaili y a otras tres personas por los delitos de participación en organización criminal, blanqueo de capitales y corrupción, en una investigación que continúa abierta sobre un presunto caso de corrupción en la Eurocámara ligado a Catar.

La Fiscalía belga sospecha que Catar ha pagado «grandes cantidades de dinero» y ha ofrecido «regalos significativos» a personas que tienen una «posición política estratégica» dentro del Parlamento Europeo, para influir en sus decisiones.

La investigación de la Fiscalía Federal, que lleva varios meses detrás del caso, continúa abierta y ayer por la noche la policía registró también la vivienda del eurodiputado socialdemócrata belga Marc Tarabella.

La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, en una imagen de archivo.
La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, en una imagen de archivo. EFE/EPA/Julien Warnand

¿Un debate sobre el escándalo?

El pleno dará comienzo en Estrasburgo (Francia) a las 17.00 hora local (16.00 GMT) con unas palabras de la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, y la revisión de la agenda para decidir, entre otros cambios a la agenda del pleno, un posible debate sobre el tema o qué pasará con la decisión sobre la liberalización de visados cataríes.

Metsola, que ya ha ofrecido una colaboración plena a las autoridades belgas en la investigación y ha emprendido contactos informales con los líderes de los grupos parlamentarios para decidir cómo proceder, tendrá la oportunidad de hablar sobre el caso en esta apertura del pleno y podría dar la palabra a los líderes de los grupos políticos para una primera declaración sobre los hechos revelados por primera vez el pasado viernes.

Preguntadas por EFE, fuentes parlamentarias dan por hecha una mayoría para que se celebre un debate específico sobre las revelaciones de la investigación, avanzadas por varios periódicos belgas, y quedaría sólo que se confirmase en un voto en pleno esta tarde y decidir qué día y hora de esta semana tendría lugar.

Liberalización de visados a Catar

Las revelaciones sobre corrupción vinculada a Catar se han producido, además de en pleno Mundial de fútbol en el país, a pocos días de que la Eurocámara diese su visto bueno a negociar que los cataríes quedasen exonerados de un visado Schengen para viajes cortos dentro de los países de este espacio de libertad de desplazamiento.

Originalmente, la entrada en negociaciones con los países se hubiera dado por aprobada de forma automática si nadie se oponía a ella durante esta semana, pero el escándalo ha provocado que varios grupos, incluyendo a los socialdemócratas y al responsable de este asunto -que pertenece a los Verdes-, maniobren para suspender su validación.

Existen dos vías para congelar el asunto: la primera sería que el pleno vote el jueves en contra de liberalizar los visados a Catar; esto implicaría que el Parlamento retomaría el tema en el pleno siguiente, en enero, y tendría que debatir de nuevo el fondo del asunto y volver a votarlo, con posibles modificaciones.

Otra vía, más probable según las fuentes consultadas por EFE, implica devolver el ‘dossier’ a la comisión parlamentaria que lo ha tramitado, la de Libertades Civiles, que decidiría qué hacer y también podría optar por modificarlo y, por ejemplo, retirar las disposiciones que se refieren a Catar.

En el mismo paquete se iba a proponer iniciar negociaciones sobre los visados de los ciudadanos de Ecuador, Kuwait y Omán, que deberán esperar a que se resuelva este asunto.

Relevo de la vicepresidenta imputada

Las reglas del Parlamento prevén la posibilidad de destituir a un vicepresidente o a otro cargo de la institución, el camino que previsiblemente seguirá la vicepresidenta Eva Kaili tras su imputación.

La Conferencia de Presidentes ha adelantado su reunión de este miércoles a mañana martes y podrá decidir, por una mayoría de tres quintos, proponer poner fin al mandato de Kaili. El Parlamento en su conjunto lo confirmaría por una mayoría de dos tercios esta misma semana.

Para relevarla, los socialistas pondrían sobre la mesa un nuevo nombre y el pleno debe confirmarlo.

Las autoridades belgas, por su parte, deberán solicitar al Parlamento Europeo el levantamiento de la inmunidad que corresponde a Kaili como eurodiputada para poder seguir con el proceso judicial en su contra.