Laura Restrepo y David Rieff abogan por una «subjetividad honesta» de los periodistas en Ucrania

Pamplona (EFE).- Los periodistas expertos en conflictos Laura Restrepo y David Rieff han abogado por la “subjetividad honesta” a la hora de afrontar como profesionales la guerra de Ucrania. Es este un conflicto cuya resolución a corto plazo ven con pesimismo por la ausencia de una mesa de negociación o de voluntad de diálogo.

Lo han señalado ambos en rueda de prensa para presentar su intervención este martes en los Encuentros de Pamplona 72-22, un evento que finaliza hoy y en el que durante las dos últimas semanas ha dado voz a filósofos y artistas para exponer su punto de vista de la actualidad, como ya ocurrió hace 50 años en la capital navarra.

Bajo el título “Discurso y difamación” ambos mantendrán un diálogo que han avanzado en lo relacionado con el “peligroso” discurso de odio presente en las redes sociales, especialmente inquietante el procedente de Gobiernos. Su intervención ha derivado a la actual guerra de Ucrania, de especial interés por el currículum de ambos.

Restrepo, mediadora de paz y novelista además de periodista, ha sido sarcástica con el alto representante de la Unión Europea para la política exterior, Josep Borrell, por definir a Europa como “un jardín” y al resto del mundo como “una jungla” que amenaza con invadirla. Sin embargo, ha significado que precisamente ella viene “de la selva” y desde allí trae “buenas noticias”.

La periodista, escritora y mediadora Laura Restrepo posa ante la sede de los Encuentros de Pamplona 72-22 en los que participa con una charla junto a su colega David Rieff. EFE/Jesús Diges

Y este mensaje positivo es el de su Colombia natal, probablemente “el país más violento de la tierra”, donde pese a los vaivenes de los últimos 40 años con altibajos en los resultados, hoy está la guerrilla desarmada tras un proceso de paz y una nueva Constitución.

Y si en Colombia se ha conseguido la negociación y el acuerdo, Restrepo tiene “toda la confianza puesta” en que se podrá conseguir en Ucrania, aunque si el conflicto sigue por la vía militar “no tendrá ganadores”. Por ello, ha animado: “La mayor demostración de solidaridad que se puede hacer con el pueblo ucraniano es llegar a una negociación” que a su vez lleve a un acuerdo.

RESTREPO Y LA «SUBJETIVIDAD HONESTA» DE LOS PERIODISTAS

Preguntada por el papel de los periodistas en este conflicto, ha señalado que ”como periodista, como comisionada de paz que he sido, como militante de izquierda y como escritora creo en la subjetividad honesta, en un testimonio dado con el alma, con la cabeza. Creo en hablar honestamente desde el punto de vista de cada cual, dado con toda honestidad y desde el amor por el genero humano”.

También ha llamado la atención sobre la especial amenaza nuclear que tiene esta guerra respecto a otras anteriores. «Aquí esta en juego la supervivencia de la especie”, por lo que ha reconocido que en este caso “apostar a que yo gane y el otro pierda es una mala apuesta. Toda guerra debe tener una mesa de negociación donde se busque una salida posible”.

En cuanto al objeto de la charla que esta tarde compartirá, ha subrayado que el discurso de odio que en muchas ocasiones se refleja en las redes sociales “es peligroso, es un ‘run-run’ que envenena”. Esto lleva a muchos a tomar partido “como rebaños de ovejas” sin pensar en las variantes que intervienen en las polémicas.

“Pero creo que hay una cosa más complicada, que es el discurso de odio que viene de los propios estados. Eso sí empuja a naciones enteras en una dirección u otra”, ha alertado la colombiana.

RIEFF: LA PAZ LLEGARÁ CON LA VICTORIA UCRANIANA

Su colega David Rieff, de larga experiencia profesional como periodista en conflictos armados, ha sido muy claro sobre su postura en la guerra iniciada por Rusia: “Creo que la ruta hacia la paz viene con la victoria ucraniana”.

Muy solidario con la situación del pueblo invadido ha rechazado que los ucranianos sean “víctimas de ambos lados, de la OTAN y de Rusia” a la vez, como algunos argumentan. Por el contrario, “son víctimas de la guerra genocida rusa sin justificación posible”.

Igualmente pesimista sobre un final cercano, ha reconocido que no hay guerra que perdure por siempre y está también terminará, pero “en este momento no hay ni voluntad ni posibilidad de negociación”, pese a que ha habido acercamientos en asuntos “limitados” sobre la exportación de trigo y maíz a África.

Al respecto, ha sido muy crítico con Josep Borrell y la “incompetencia” para el cargo que a su juicio se traduce de sus últimos comentarios sobre el “jardín” que es Europa mientras no hay frutos sobre una posible negociación en Ucrania.

UNA GUERRA «DE BUENOS Y MALOS»

Mientras tanto, ha coincidido con Restrepo en considerar que “la única solución” para los periodistas en este conflicto es abordar su trabajo con “subjetividad honesta”, sin mentiras, pero con una clara visión, convencido de que “en esta guerra, no en otras, creo que hay buenos y malos”.

En términos más amplios y sobre la charla de esta tarde, Rieff también ha considerado que el odio que hoy preside algunos ámbitos, como el que despunta en las redes sociales, no es algo extraordinario ni característico de la época actual, ha dicho para recomendar: “Hay que hay que cuidarse contra un presentismo, creer que nuestra época es la peor en la historia del mundo”.

Sí que ha analizado que las “patologías” que evidencian las redes pueden atribuirse, en el caso de los jóvenes, a “un temor hacia el futuro, más que a comentarios sobre el presente”. 

Edición: María Montoya