Navarra Suma critica la «incapacidad de gestión» del Circuito de Los Arcos y el resto avala su venta

Pamplona (EFE).- El portavoz de Navarra Suma, José Suárez, ha criticado la «incapacidad de gestión» del Circuito de los Arcos de los dos últimos gobiernos y ha pedido explicaciones por su venta. Mientras, el resto de grupos han avalado la venta y han lamentado la inversión inicial.

Suárez ha declarado este lunes tras la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra que a su grupo le genera muchas dudas la venta del circuito. Aun así, no ha sido capaz de señalar si fue una buena idea o no construirlo.

El portavoz de la coalición formada por UPN, PP y Ciudadanos ha explicado que esta infraestructura tenía como objetivo «generar riqueza», al igual que el Navarra Arena, la ciudad agroalimentaria de Tudela o el TAV. «Son inversiones que necesitan muchos años para saber si lo han logrado o no», ha añadido.

«El tiempo nos dirá si ha sido una buena venta o no, pero si hay una empresa que la ha comprado será porque la considera rentable», ha indicado. También ha defendido que el circuito ha generado riqueza en el entorno, «aunque falta un estudio de este tipo».

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz (i), y el portavoz del PSN, Ramón Alzorriz (d). EFE/Iñaki Porto

La mayoría parlamentaria avala la venta

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha afirmado que «este Gobierno ha terminado con la sangría económica que suponía este circuito. Los navarros no se tienen que preocupar por que su dinero vaya al circuito».

«Lo que mal empieza mal acaba», ha explicado desde Geroa Bai, Uxue Barkos. «Estabamos ante una propuesta de negocio y desarrollo que nunca fue. Fue un desatino», ha indicado.

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha definido el circuito como un «despropósito». «Este es uno de los capítulos más negros de la historia de las inversiones en Navarra, herencia de la política de UPN y un ejemplo de cómo los intereses privados muchas veces los asume el sector público», ha añadido.

Mikel Buil, de Podemos, ha señalado que lo que el Gobierno ha tenido que hacer ha sido «regalarlo para no tener pérdidas». Marisa de Simón, de I-E, ha definido la venta como «la crónica de una muerte anunciada» y ha defendido que «se acabaron las pérdidas del Gobierno de Navarra».

Edición: Jon Aristu