Arranque de la operación salida de Semana Santa en Euskadi. EFE/David Aguilar

Se esperan unos 522.000 desplazamientos esta Semana Santa en Euskadi

Vitoria (EFE).- Esta Semana Santa se esperan unos 522.000 desplazamientos de entrada y otros tantos de salida en las carreteras de Euskadi, unos 7.000 más que el año pasado.


La directora de Tráfico del Gobierno Vasco, Sonia Díaz de Corcuera, ha presentado este miércoles la operación especial de Semana Santa que este año coincide con el paso de la Itzulia por Gipuzkoa y Bizkaia, hoy de Errenteria a Villabona y mañana por Santurtzi, lo que va a provocar afecciones en la circulación.


Además, también como novedad este 2023, está prevista esta tarde la apertura del tramo de la variante sur metropolitana (“Supersur”) que enlaza con la AP-68, con lo que se prevé una reducción del tráfico en la A-8.

Inicio de la operación salida de Semana Santa en Álava. EFE/David Aguilar

El límite con Cantabria, Biriatou y Armiños, puntos negros

Cerca de 200 agentes de la Ertzaintza llevarán a cabo funciones de vigilancia y control del tráfico, especialmente en los puntos habituales donde se esperan mayores flujos de vehículos. Son la A-8 en el límite territorial con Cantabria; la AP-8, en el peaje de Biriatou, y en el enlace de la AP-1 con la A-1, en el nudo de Armiñon.


En operación salida, en la A-8, en el límite territorial con Cantabria, se prevén grandes intensidades de circulación este miércoles, entre las 15.00 y las 21.00 horas, y el Jueves Santo, entre las 09.00 y 15.00 horas. En retorno, en sentido a Bilbao, la mayor concentración de vehículos se generará el Lunes de Pascua, entre las 13.00 y 21.00 horas.


Las mayores retenciones de la AP-8, en el peaje de Biriatou (sentido Francia), se registrarán también esta tarde, entre las 14.30 y las 21.00 horas, y el Jueves Santo por la mañana, entre las 08.30 y 16.00 horas. A su vez, y al ser el Lunes de Pascua festivo en Francia, tanto el viernes como el sábado se registrará tráfico denso sentido San Sebastián.


El tercer punto conflictivo de la red viaria vasca es la confluencia de la A-1 y la AP-1 en el nudo de Armiñón. En este punto, en la operación salida, se habilitarán señales provisionales de tráfico recomendando el uso de la vía alternativa de la N-1 entre La Puebla de Arganzón y el enlace A-1 con la AP-1 en Armiñón.


En retorno, el Lunes de Pascua, se habilitará un paso ininterrumpido de vehículos, sin necesidad de ceder el paso, del flujo masivo proveniente de la AP-1 hacia la A-1, sentido Vitoria.

Objetivo: Cero víctimas

552.000 desplazamientos para esta Semana Santa en Euskadi.
La directora de Tráfico del Gobierno Vasco, Sonia Díaz de Corcuera, explica la operación para Semana Santa. EFE/David Aguilar

Díaz de Corcuera ha insistido en la necesidad de precaución en la carretera, más estos días de intensidad de circulación, con el objetivo de lograr cero víctimas.


El pasado año dos personas fallecieron en accidente de tráfico en Euskadi durante la Semana Santa, aunque se trató de accidentes urbanos, sin relación con la operación especial. No obstante, esto es algo que no ocurría desde 2019, cuando perdieron la vida otras dos personas.


El número de accidentes en estas fechas seguía una tendencia descendente desde 2012 (con 123), pasando a 87 en 2019 y a 23 en 2020 (año marcado por las restricciones de la pandemia). Sin embargo, en 2021 se incrementó hasta los 101 accidentes y en 2022 descendió hasta los 80. EFE