Bilbao coloca su primera placa en una calle en recuerdo de una víctima de ETA

Bilbao (EFE).- El Ayuntamiento de Bilbao ha colocado este sábado su primera placa en una calle en recuerdo de una víctima de ETA. Se trata de una placa en homenaje al ingeniero de la central de Lemoiz Ángel Pascual Múgica, asesinado por la banda el 5 de mayo de 1982.

La colocación de la placa en el lugar donde fue tiroteado ha sido una petición expresa de la familia al Foro Bilbao para la Paz y la Convivencia creado desde el Ayuntamiento.

La placa, de 15×20 centímetros, incluye los logos del Ayuntamiento y del Foro Bilbao para la Paz y la Convivencia. Incluye además un breve texto recordatorio: “Ángel Pascual Múgica. Víctima de ETAren biktima. 1982/05/05”.

Mapa de la memoria

En la parte inferior de la placa un código QR conduce al “Mapa de la Memoria de Bilbao” del Foro por la Paz y la Convivencia, un nuevo apartado de la web municipal www.bilbao.eus. El objetivo de este foro es «georreferenciar hechos vinculados con la violencia política y el terrorismo en Bilbao, así como rescatar del olvido las historias de las personas asesinadas, con el propósito de que trasciendan a la ciudadanía».

Bilbao coloca su primera en recuerdo de una víctima de ETA
María e Iñigo, hijos de Ángel Pascual Múgica, abrazan con la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez. EFE/Javier Zorrilla

En el acto han participado además de familiares de Ángel Pascual Múgica, el alcalde, Juan Mari Aburto, concejales y miembros del Foro Bilbao para la Paz y la Convivencia. Tras descubrir la placa y se ha realizado una ofrenda floral. Aburto ha entregado además a la familia una réplica de la placa colocada en la calle.

También ha asistido al homenaje la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo de Euskadi (Covite), Consuelo Ordóñez, cuyo hermano, el concejal del PP en San Sebastián Gregorio Ordóñez fue asesinado por ETA en 1995.

Ángel Pascual Múgica, de 44 años, estaba casado y padre de tres hijas y un hijo. Era ingeniero de proyectos de la central nuclear de Lemoiz. Fue tiroteado el 5 de mayo de 1982 en el interior de su vehículo, cuando circulaba a la altura del número 4 de la calle Grupo Médico Pedro Cortés. Viajaba en compañía de su hijo adolescente, que resultó herido leve en una mano.