Boluarte propondrá al Congreso adelantar las elecciones generales a abril de 2024

Lima (EFE).- La presidenta de Perú, Dina Boluarte, anunció este lunes, minutos después de la medianoche, que enviará al Congreso un proyecto de ley para adelantar las elecciones generales a abril de 2024, una reclamación de los manifestantes que han salido en los últimos dos días a las calles en unas protestas en las que han fallecido dos personas.

«He decidido asumir la iniciativa para lograr un acuerdo con el Congreso para adelantar las elecciones generales para abril de 2024. En los próximos días remitiré al Congreso un proyecto de ley de adelanto de las elecciones», dijo Boluarte en una alocución.

Cientos de manifestantes, a favor de Pedro Castillo y en contra del Congreso, se manifiestan en las calles del centro, en Lima (Perú). EFE/Aldair Mejía

La mandataria peruana asumió su cargo el pasado miércoles en reemplazo de Pedro Castillo, destituido por el Congreso luego de que dictara la disolución del Parlamento, anunciara la conformación de un ejecutivo de emergencia, que iba a gobernar por decreto, convocar a una asamblea constituyente y a reorganizar el sistema de justicia.

En este sentido, dijo que toma la decisión de adelantar las elecciones y no terminar su mandato en julio de 2026, tal y como tenía previsto inicialmente, al interpretar «de la manera más amplia la voluntad de la ciudadanía y, en consecuencia, con la responsabilidad que implica el ejercicio» del Gobierno.

Boluarte aclaró que la aprobación de esta ley implica reformas constitucionales «que deberían ser aprobadas para el procedimiento más expeditivo».

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, saluda durante una ceremonia en la cual ha nombrado a los ministros de su gabinete ayer, en el Palacio de Gobierno de Lima (Perú). EFE/Paolo Aguilar

«En el lapso de la hora actual hasta la fecha de realización de las elecciones generales anticipadas, mi gobierno promoverá, asimismo, la concertación en el Congreso de la República de una ley de reforma del sistema político que permita (…) contar con un sistema democrático de gobierno más eficiente, transparente y participativo», dijo.

Con esa reforma, espera que queda al margen «toda la práctica de corrupción y con partidos políticos legitimados por la participación ciudadana».

«Invoco a todas las fuerzas políticas del país, de las regiones y las provincias, a las autoridades, la sociedad civil y al pueblo peruano a participar en este proceso para que una ola de voluntaddemocrática y responsabilidad nacional nos guíe y oriente, para sentar las bases legales, institucionales y de vida democrática de un Perú unido, libre y con justicia social», finalizó.

Cientos de manifestantes, a favor de Pedro Castillo y en contra del Congreso, se manifiestan en las calles del centro, en Lima (Perú). EFE/ Aldair Mejía

Estado de emergencia

También Boluarte declaró este lunes un estado de emergencia «en las zonas de alta conflictividad social», en las que se han reproducido con más fuerza las manifestaciones que reclaman su renuncia y el adelanto de elecciones y en las que han fallecido dos personas.

«Anuncio la declaratoria del estado de emergencia en las zonas de alta conflictividad social. Comunico que he dado las instrucciones para que se recupere pacíficamente el control del orden interno, sin afectar los derechos fundamentales de la ciudadanía», dijo en una alocución, minutos después de la medianoche, en la que no detalló a qué zonas se refiere.

Dos manifestantes murieron este domingo en la ciudad de Andahuaylas, en la región surandina de Apurimac, cuando participaban en una protesta por el adelanto de elecciones y la renuncia de Boluarte.

El primer fallecido era un adolescente de 15 años e identificado por las iniciales D.A.Q., mientras que el segundo fue identificado como Becam Romario Quispe Garfias, de 18 años.

«Lamento profundamente el fallecimiento de nuestros compatriotas en Andahuaylas, Apurímac, mi tierra. Expreso mis sentidas condolencias a sus familiares», expresó Boluarte.

Este domingo, la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (Corpac) comunicó el cierre del aeropuerto de Andahuaylas debido a los desórdenes e incendio de parte de sus instalaciones por los manifestantes.

Cientos de manifestantes, a favor de Pedro Castillo y en contra del Congreso, se enfrentan con miembros de la policía en las calles del centro, en Lima (Perú). EFE/Aldair Mejía

Mediante un comunicado compartido por el ministerio de Transportes y Comunicaciones, Corpac detalló que el terminal «viene sufriendo ataques y actos de vandalismo» desde la tarde del sábado, que han afectado la pista de aterrizaje y equipos indispensables para brindar el servicio de aeronavegación.

Asimismo, «han incendiado la sala de transmisores, la sala de combustible» y han cercado el terminal, donde se encuentran 50 efectivos de la Policía Nacional y trabajadores de Corpac, agregó la fuente oficial.

Las manifestaciones, que se han replicado en otras regiones del país, piden el adelanto de elecciones y la renuncia de Boluarte, que el pasado miércoles asumió el cargo tras la destitución por el Congreso de su antecesor Pedro Castillo, quien había dictado la disolución del Congreso, anunciado que conformaría un ejecutivo de emergencia, gobernaría por decreto, convocaría una asamblea constituyente y una reorganización del sistema judicial.

Además de Andahuaylas, la otra protesta más numerosa se ha producido en el municipio de Chala, en la sureña región de Arequipa, donde, según la Policía, unas 2.000 personas han cortado el tráfico en la Panamericana Sur.

En el centro de Lima, centenares de personas han protagonizado también enfrentamientos alrededor del Congreso.