Cuba se queda sin electricidad por una avería relacionada con el huracán Ian

La Habana, (EFE).- Cuba se ha quedado esta noche sin electricidad «en ninguna zona del país» por «una avería» relacionada el paso del paso del huracán Ian, según ha confirmado la Unión Eléctrica (UNE).

La compañía estatal informó en una escueta nota de prensa que el «Sistema Eléctrico Nacional tiene una condición excepcional, cero generación eléctrica (sin servicio eléctrico al país)».

Según el medio oficial Juventud Rebelde, el fallo se dio a las 17.57 hora local (21.57 GMT). También informaba de que la central termoeléctrica de Antonio Guiteras, una de las mayores generadoras del país, «salió del sistema y no puede sincronizar».

«En estos momentos se trabaja de forma continua en la reconexión del sistema, los trabajos se extenderán durante la noche del martes y la madrugada del miércoles», ha informado Lázaro Guerra, director técnico de la firma.

Por su parte, el Ministerio de Energía y Minas -del cual depende la Unión Eléctrica- ha señalado que «la falla está dada en los enlaces occidente, centro y oriente» y que «su solución requiere de mucha precisión».

Apagón simultaneo

La Unión Eléctrica había previsto un déficit para la jornada del 15 %. Sin embargo, los fuertes vientos y las lluvias torrenciales causadas por Ian ya fueron provocando apagones en toda la isla, a medida que iba tocando tierra.

La falta de luz por roturas y fallos en las anticuadas centrales eléctricas, la falta de combustible y los mantenimientos programados, son largas y frecuentes desde hace meses en Cuba. No obstante, en ningún momento de la actual crisis energética se había visto un apagón general simultáneo en todo el país.

Cuantiosos daños

El huracán Ian, con categoría tres (sobre cinco) en la escala Saffir-Simpson, ha ocasionado cuantiosos daños materiales en el occidente de Cuba, a su paso rumbo norte hacia a la Florida (EE.UU.).

Ian, el cuarto huracán de la temporada y el primero que afecta a la isla, ha dejado multitud de municipios devastados y aunque por el momento no hay noticias de daños personales, más de 50.000 personas han tenido que ser evacuadas de sus hogares.

El huracán, como ha podido comprobar Efe, ha arrancado tejados, derribado cientos de árboles y postes eléctricos contra edificios y viales, anegado calles, echado abajo torres de dos estadios de béisbol, inundado casas y afectado viviendas, fábricas, campos de cultivos y almacenes de la hoja de tabaco.

Fotografía de algunos de los destrozos dejados por el paso del huracán Ian en Pinar del Río (Cuba). EFE/ Yander Zamora

El transporte terrestre y marítimo también está suspendido. En una primera valoración, el presidente del país, Miguel Díaz-Canel, ha prometido centrar «todos los esfuerzos para borrar enseguida los daños». Por la tarde se desplazabaja a Pinar del Río.

Fotografía de una calle con los destrozos dejados por el paso del huracán Ian en Pinar del Río (Cuba). EFE/ Yander Zamora

Todas las personas con las que ha hablado Efe han asegurado que se ha sido el peor fenómeno meteorológico que han sufrido, a pesar de que Pinar del Río es una zona frecuentemente afectada por ciclones.

En los últimos 20 años, tres huracanes de categoría tres han afectado Cuba.

«Nunca en mis 62 años había visto algo así. Lo hemos perdido todo», lamentaba a Efe Maritza Cueto, vecina de un barrio humilde por el que pasa la carretera hacia el poblado de La Coloma.

Héctor Polanco, de 32 años, explicaba por su parte que el tejado de su casa, donde vive con su mujer y su hijo de cuatro meses, se vino abajo de golpe en la madrugada: «Tuvimos que gritar ‘auxilio’ para que vinieran los vecinos a sacarnos».

Vientos de hasta 200 Km/h

Un hombre camina en una calle con destrozos dejados por el paso del huracán Ian en Pinar del Río (Cuba). EFE/ Yander Zamora

Ian tocó tierra cubana a las 03.24 hora local (07.24 GMT) por La Coloma (suroeste), con vientos máximos sostenidos superiores a 200 km/h, desplazándose a menos de 20 kilómetros por hora (Km/h) en dirección norte.

También se detectaron vientos huracanados en el tercio occidental de la isla. La racha más fuerte fue de 208 km/h en la localidad de San Juan y Martínez.

El Insmet ha dado cuenta de inundaciones costeras fuertes en algunos puntos de Pinar del Río -especialmente en el golfo de Guanahacabibes- y moderadas en el sur de la Isla de la Juventud y otros puntos del occidente.

Un automóvil transita entre los escombros dejados por el paso del huracán Ian en Pinar del Río (Cuba). EFE/ Yander Zamora

La Habana, la mayor ciudad del país, no se encuentra en la primera línea de destrucción de Ian, pero se ha visto afectada también por el huracán.

La capital ha sufrido intensas lluvias y fuertes vientos -de hasta 100 km/h- desde la mañana del martes, lo que podría conllevar accidentes debido al mal estado general de sus viviendas.

Los efectos de Ian seguirán sin embargo sintiéndose durante horas en Cuba, con lluvias intensas y vientos fuertes previstos para toda la jornada y perturbaciones que persistirán hasta este miércoles.

El Insmet prevé no obstante que Ian recobre fuerza en las próximas horas e incluso considera probable que alcance categoría cuatro.

Edición web: JuanK Ochoa/Sebastián Bayona