Bolsonaro al fin se pronuncia sobre la victoria de Lula y desautoriza a los camioneros, que siguen con los bloqueos

Brasilia (EFE).- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dio a entender este martes que admite su derrota electoral, aunque sin ser del todo explícito, y desautorizó los métodos de los camioneros que bloquean carreteras y piden un golpe militar frente a la victoria de Luiz Inácio Lula da Silva.

Bolsonaro, unas 45 horas después de la confirmación del resultado de las elecciones del pasado domingo, rompió el silencio con un breve pronunciamiento de cuatro minutos en el que agradeció los 58 millones de votos que recibió del electorado.

Al manifestarse, no hizo alusión al resultado, no reconoció su derrota ni cantó victoria, ni tuvo el gesto democrático de felicitar al líder progresista, ya proclamado como presidente electo.

Sin embargo, afirmó que mientras sea presidente y como ciudadano, seguirá «siendo fiel a la Constitución».

También agradeció a los 58 millones de electores que votaron por él el pasado domingo y expresó el «honor» que significa «ser el líder» de esas personas que, como él, defienden los valores conservadores que están impresos en su lema: «Dios, Patria y Familia».

«La derecha surgió de verdad en este país», declaró arropado por ministros y parlamentarios de su base aliada.

Los camioneros reclaman

En medio del silencio de Bolsonaro, grupos de camioneros han bloqueado carreteras en casi todo el país desde la madrugada del lunes.

Según varios de los cabecillas de ese movimiento, la protesta sólo acabará cuando «el Ejército intervenga» para «impedir que vuelva el comunismo».

«Estamos llamando al presidente para que invoque el artículo 142 de la Constitución. Intervención militar ya. Nosotros del pueblo queremos eso», dijo hoy a EFE Fabrício Barros, un camionero que participaba en un bloqueo en Río de Janeiro.

Camioneros realizan un bloqueo en la carretera Castello Branco como protesta tras la derrota del presidente, Jair Bolsonaro, hoy, en Barueri (Brasil). EFE/ Sebastiao Moreira
Camioneros realizan bloqueos en la carretera Castello Branco como protesta tras la derrota del presidente, Jair Bolsonaro, hoy, en Barueri (Brasil). EFE/ Sebastiao Moreira

Sobre esas protestas, Bolsonaro dijo en su pronunciamiento de este martes que «los movimientos populares son fruto de indignación y sentimiento de injusticia por cómo se dio el proceso electoral».

Agregó que «las manifestaciones pacíficas siempre serán bienvenidas», pero reforzó que sus métodos «no pueden ser los de la izquierda, que siempre perjudicaron a la población, como la invasión de propiedades, la destrucción de patrimonio» y no permitir «el derecho de ir y venir».

Los bloqueos e interdicciones en carreteras ocurren en la mayoría de los 27 estados del país desde la noche del domingo tras ser proclamada la elección de Lula.

Exigen acabar los bloqueos

Sin un consolidado del número de bloqueos, la Policía Federal de Carreteras reportó que 192 de ellos ya fueron controlados por las autoridades y el flujo de vehículos en esos puntos se normalizó.

La Corte Suprema avaló por mayoría de sus miembros la decisión del magistrado Alexandre de Moraes, también presidente de la Justicia electoral, quien determinó que la Policía Federal de Carreteras y la Policía Militarizada actúen para los desbloqueos.

Los manifestantes, que bloquearon las carreteras con sus camiones o con neumáticos en llamas, contestaban la victoria en las elecciones de Lula y algunos piden una «intervención» de las Fuerzas Armadas a favor de Bolsonaro.

Camioneros realizan un bloqueo en la carretera Castello Branco como protesta tras la derrota del presidente, Jair Bolsonaro, hoy, en Barueri (Brasil). EFE/ Sebastiao Moreira
Camioneros realizan bloqueos en la carretera Castello Branco como protesta tras la derrota del presidente, Jair Bolsonaro, hoy, en Barueri (Brasil). EFE/ Sebastiao Moreira

El Ministerio Público le exigió también a la Policía Federal de Carreteras informaciones sobre las medidas adoptadas para despejar las carreteras y advirtió que puede abrir procesos por omisión contra los agentes que se nieguen a hacerlo.

Edición web: Juan David Mosos