Macron y Scholz evitan comprometerse a enviar más tanques a Ucrania

París, (EFE).- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el canciller alemán, Olaf Scholz, mostraron este domingo su visión convergente respecto a la UE y su apoyo a Ucrania, aunque no fueron capaces de comprometerse a enviar más tanques para Kiev.

La esperada Cumbre franco-alemana de París, celebrada después de un 2022 repleto de roces entre ambos países, estuvo eclipsada por las divergencias dentro de la UE sobre las demandas del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, quien pidió más carros de guerra para contrarrestar la invasión rusa, especialmente los germanos «Leopard2».

Mientras países como Polonia han criticado a Alemania por no dar su visto bueno para enviar ese codiciado modelo que está repartido en varias naciones de la Unión Europea (UE), Scholz se volvió a mostrar hermético al respecto.

«Suministramos a Ucrania tanques del tipo Marder y Gepard, además de sistemas de defensa antiaérea y baterías Patriot», afirmó, para insistir en que cualquier decisión sobre futuros envíos debe atenerse a esa coordinación entre sus aliados «así a los criterios tales como necesidades y disponibilidad».

El presidente francés Emmanuel Macron (d), saluda a su homólogo alemán, Olaf Scholz, hoy en París.
El presidente francés Emmanuel Macron (d), saluda a su homólogo alemán, Olaf Scholz, hoy en París. EFE/Christophe Ena

Por su parte, Macron también fue preguntado sobre el envío de carros de combate de fabricación francesa, los Leclerc, y los supeditó a que se cumplan tres condiciones, lo que hace más improbable ese envío.

Que no suponga una escalada del conflicto, que haya soldados ucranianos listos para utilizarlos y que no afecte a las capacidades de la defensa francesa.

El dirigente francés indicó que el trabajo de coordinación para decidir qué se hace sobre las peticiones ucranianas a Occidente de carros de combate pesados continuará «en los próximos días y semanas» con los demás aliados, entre ellos Alemania.

Aniversario del Tratado del Elíseo

Ambas intervenciones forma parte de las ceremonias de este domingo por el 60 aniversario del Tratado del Elíseo y están marcadas por las presiones sobre Berlín para que autorice el envío de los tanques «Leopard2», de fabricación alemana, que Ucrania reclama para su defensa.

Scholz ensalzó ante el presidente francés, Emmanuel Macron, y las presidentas de la Asamblea Nacional francesa y del Parlamento alemán, Yael Braun-Pivet y Bärbel Bas, los logros del «eje franco-alemán» como motor europeo desde tiempos fundacionales, entonces bajo Charles de Gaulle y Konrad Adenauer.

El Tratado del Elíseo cimentó la reconciliación entre los dos países «sobre las heridas de la Segunda Guerra Mundial» e hicieron de Francia el «país indispensable» en la construcción de una Europa unida.

El canciller destacó a continuación la incorporación al «gran proyecto de la Europa en paz» de sucesivos países, como Grecia, España y Portugal, «que se habían desprendido de sus dictaduras», a los que siguieron otros Estados del este que habían estado tras el telón de Acero y que «reclamaban democracia».

El presidente francés, Emmanuel Macron, durante el discurso de hoy en París.
El presidente francés, Emmanuel Macron, durante el discurso de hoy en París. EFE/Christophe Ena

«Juntos logramos implantar el principio del derecho, por encima de la ley del más fuerte», prosiguió, mientras que la Rusia de Putin pretende imponer «sus objetivos imperiales» y «cambiar por la fuerza las fronteras», una situación ante la que «ucranianos y ucranianas pagan un terrible precio».