La dimisión de Liz Truss como primera ministra británica abre las quinielas para su sucesión

Londres (EFE).- La primera ministra británica, la conservadora Liz Truss, presentó este jueves su dimisión apenas 45 días después de llegar al cargo, una salida que ha provocado que ya se hagan las primeras quinielas sobre su posible sucesor.

La lista de candidatos a sustituir a la que ya se ha convertido en la primera ministra más breve en la historia del país está encabezada por el titular de Economía durante la pandemia, Rishi Sunak, mientras Boris Johnson ha comenzado a sondear el terreno para un posible regreso pocos meses después de dimitir cercado por los escándalos.

Sunak, de 42 años, alertó durante las primarias conservadoras del pasado verano de que los planes fiscales de Truss iban a desplomar las finanzas del Reino Unido, una advertencia que resultó certera y ha dado alas a sus aliados para reivindicarle como el sucesor natural de la jefa de Gobierno.

Foto de archivo de Rishi Sunak, candidato favorito a primer ministro británico. EFE/EPA/Andy Rain

El exministro de Economía fue además el candidato que más apoyos recabó entre los diputados «tories» en esas primarias, aunque perdió la última votación de ese proceso, en la que las bases del partido se decantaron por los agresivos recortes de impuestos que proponía Truss para impulsar la economía.

Además, la caída de la líder de los «tories» tras solo 45 días en Downing Street ha llevado a Boris Johnson a plantear a su círculo cercano la posibilidad de volverse a presentar como candidato, según ha revelado el diario «The Times».

Truss dejará formalmente el cargo la semana próxima

Liz Truss precisó dejará la jefatura del Gobierno en cuanto se elija a su sucesor en una elección interna la semana próxima.

«Reconozco que, dada la situación, no puedo cumplir el mandato para el que fui elegida por el Partido Conservador. He hablado con su majestad el rey para decirle que renuncio como líder del Partido Conservador», dijo en un breve mensaje a las puertas de su residencia en el 10 de Downing Street.

Truss explicó que el jueves por la mañana se reunió con el presidente del Comité 1922 -que agrupa a los diputados «tories» sin cartera-, Graham Brady, y ambos convinieron en que la elección interna para nombrar a un sucesor se celebre «la semana próxima».

Hasta entonces, la primera ministra continuará en funciones, según dijo.

La mandataria ha permanecido en el cargo apenas 45 días, un nuevo récord, ya que hasta ahora el primer ministro británico que menos tiempo duró en el cargo era George Canning (en 1827) con 118 días, aunque en su caso fue por fallecimiento.

Truss abrió su declaración con una referencia al «momento de gran inestabilidad económica e internacional» en la que llegó al cargo, que asumió el pasado 6 de septiembre tras vencer en las primarias de su partido.

«Hemos ofrecido resultados en las facturas energéticas y rebajado la cotización social. Hemos planteado una visión para la economía de baja fiscalidad y alto crecimiento que aprovecharía las libertades del Brexit», consideró Truss, antes de reconocer que en la actual situación no podrá cumplir sus objetivos.

En las últimas horas, el número de diputados conservadores que pedían su dimisión se había disparado, lo que hacía prácticamente insostenible su continuidad al frente del Ejecutivo.

Truss se hallaba en la cuerda floja desde que el pasado 23 de septiembre, cuando presentó un plan fiscal que incluía una masiva bajada de impuestos, había sembrado el caos en los mercados y despertado la desconfianza en la economía británica.

Un nuevo líder para el 28 de octubre

El Partido Conservador británico concluirá el proceso de elección de su nuevo líder para el 28 de octubre, dijo este jueves Graham Brady, presidente del comité 1922 del grupo parlamentario «tory» en la Cámara de los Comunes, encargado de organizar las elecciones internas.

Brady dijo a los periodistas que será posible por tanto que haya un nuevo jefe del Gobierno antes de que el 31 de este mes el ministro de Economía, Jeremy Hunt, presente su plan fiscal a medio plazo, con el que revertirá la estrategia económica de la primera ministra Liz Truss.

«He hablado con el presidente del partido, Jake Berry, y me ha confirmado que será posible realizar una votación y concluir una elección al liderazgo para el viernes 28 de octubre», dijo Graham Brady, tras visitar a Truss en Downing Street.

Los aspirantes a suceder a Truss necesitarán el respaldo de 100 diputados

Los candidatos a suceder a Liz Truss como líder del Partido Conservador y jefa de Gobierno del Reino Unido deberán contar con el respaldo de al menos 100 de los 357 diputados «tories», anunció este jueves Graham Brady, responsable de organizar las nuevas primarias de la formación.

En caso de que el apoyo del grupo parlamentario quede dividido entre dos aspirantes, serán los afiliados del partido quienes elijan en una votación a través de internet al siguiente jefe de Gobierno del Reino Unido

Los conservadores han incrementado el numero de respaldos necesarios respecto a los 30 que exigieron en las primarias del pasado verano y han acelerado los plazos de las votaciones para designar al siguiente primer ministro lo antes posible.

En la práctica, los límites que ha establecido el partido limitan a tres el máximo número de aspirantes que podrán participar en el proceso.

El plazo para presentar candidaturas quedó abierto esta misma tarde y concluirá el próximo lunes a las 14.00 de la tarde hora local (13.00 horas GMT).

El líder laborista exige elecciones generales

El líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer, en la oposición, exigió la convocatoria de elecciones generales «ahora» después de que la primera ministra, la conservadora Liz Truss, anunciase su dimisión.

El líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer. EFE/Neil Hall

«El Partido Conservador ha demostrado que ya no tiene mandato para gobernar. Después de doce años de fracaso conservador, el pueblo británico se merece algo mucho mejor que esta puerta giratoria del caos», afirmó Starmer en una declaración.

La jefa del Gobierno, que asumió el poder el pasado 6 de septiembre, comunicó ante la residencia oficial de Downing Street que dimitía como líder del Partido Conservador pero que permanecerá en el cargo hasta la elección de un sustituto, un proceso que dijo quedará completado en el plazo de una semana.

Más políticos piden elecciones tras la dimisión de Truss

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, se sumó este jueves a la petición de elecciones generales en el Reino Unido, por considerar que son «un imperativo democrático» tras el anuncio de dimisión de Liz Truss.

En un mensaje colgado en su cuenta de Twitter, la líder independentista escocesa señaló que «no hay palabras para describir este desastre total», en alusión a las recientes turbulencias vividas en el Reino Unido por las decisiones del Ejecutivo de Truss.

En esta línea se pronunció también hoy el líder del Partido Liberal Demócrata, Ed Davey, quien hizo otro llamamiento a la celebración de elecciones generales tras el anuncio de dimisión de Truss.

«No necesitamos otro primer ministro conservador que vaya tambaleándose de crisis en crisis», consideró en un tuit el líder liberaldemócrata.

Por su parte, el líder de los conservadores en la Asamblea galesa, Andrew Davies, indicó que la primera ministra británica «ha hecho lo correcto al dimitir».

«Los ciudadanos, dondequiera que vivan en el Reino Unido, están preocupados, con razón, sobre la crisis del coste de la vida», agregó.

Trayectoria política de la primera ministra británica Liz Truss

Edición web: Javier Agramunt