Rusia se retira de la anexionada ciudad ucraniana de Jersón

Moscú (EFE).- El Ejército ruso anunció hoy su retirada de la anexionada ciudad ucraniana de Jersón, la única capital regional bajo control ruso en todo el país.

«Proceda a la retirada de las tropas y adopte todas las medidas necesarias para garantizar el traslado seguro de las tropas, del armamento y de los equipos al otro lado del río Dniéper», ordenó el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, al jefe de la agrupación de fuerzas rusas que combaten en Ucrania, general Serguéi Surovikin.

Shoigú aprobó el repliegue después de que Surovikin admitiera en su informe que la defensa de la ciudad y sus aledaños en la orilla derecha del Dniéper es «inviable».

El general subrayó que en las condiciones actuales dificultan mucho el abastecimiento al contingente militar ruso desplegado en la zona.

Acusan a Ucrania de bombardear civiles

Surovikin, que asumió a principios de octubre el mando de todas las tropas rusas en Ucrania, acusó al Ejército enemigo de bombardear objetivos civiles, desde escuelas a hospitales.

«No es una decisión fácil», reconoció, aunque subrayó que la prioridad para Moscú es proteger la vida de civiles y militares.
Estimó en más de 115.000 los habitantes de la orilla derecha de la región que han sido evacuados de la zonas de combate.
«Debemos tener en cuenta la amenaza para la población civil», destacó Shoigú.

Surovikin recalcó que unos 9.500 soldados ucranianos han resultado muertos o heridos desde agosto en la región que limita con la península de Crimea, fecha en la que las Fuerzas Armadas de Ucrania iniciaron la contraofensiva en Jersón.

En los dos últimos meses, Rusia ha cedido territorios en el Donbás, en el este de Ucrania.

También se ha retirado de la región oriental de Járkov, se anexionó el pasado 30 de septiembre la región de Jersón, al igual que las de Donetsk, Lugansk y Zaporiyia, sin controlarlas en su totalidad.

El mando ruso asegura que hay avances en Donetsk pese a retirada la retirada

El mando militar ruso informó hoy de avances en la región ucraniana de Donetsk, en el este del país, pese a verse sus tropas obligadas a replegarse de la ciudad sureña de Jersón, la única capital provincial en sus manos.

«Se han reanudado las operaciones ofensivas en ciertas direcciones. En la zona de Donetsk se completó la derrota del enemigo en la margen derecha del río Bajmutka, al sur de Bajmut», señaló el comandante supremo de las tropas rusas en Ucrania, el general Serguéi Surovikin, en una reunión con el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú.

Bajmut lleva siendo uno de los principales objetivos del Ejército ruso en Donetsk desde el inicio de la campaña militar en Ucrania hace ya más de ocho meses, sin que hubiera logrado tomarla aún.

Los analistas occidentales consideraron la obsesión de Rusia con Bajmut una estrategia equivocada por la gran pérdida de soldados que se supone sufren las fuerzas rusas por intentar controlar una ciudad con poco valor estratégico.

Refuerzo en las líneas rusas en Mariúpol

Asimismo, Rusia está reforzando sus líneas de defensa en las áreas capturadas temporalmente de Ucrania para evitar un rápido avance de las Fuerzas Armadas ucranianas (AFU), especialmente en Mariúpol, ciudad costera del mar de Azov.

Según informa este miércoles el medio ucraniano Kyiv Post, el exasesor del alcalde de Mariúpol, Petro Andryshchenko, indicó que los ocupantes rusos comenzaron a construir una línea de defensa alrededor de la ciudad.

Se han creado en la zona dos pequeñas plantas para la producción de hormigón que están trabajando para satisfacer las necesidades militares rusas y que incluyen artefactos en forma de pirámide antitanque que han sido transportadas a las vecinas regiones de Zaporiyia y Jersón, en el sur de Ucrania.

El General del Ejército Sergei Surovikin. EFE//Russian Defense Ministry Press Service
Captura de pantalla de un vídeo proporcionado por el servicio de prensa del Ministerio de Defensa de Rusia muestra al General del Ejército Sergei Surovikin. EFE//Russian Defense Ministry Press Service

Kiev reacciona con escepticismo al anuncio de retirada

El asesor de la oficina presidencial ucraniana Mijailo Podolyak reaccionó este miércoles con escepticismo al anuncio del Ejército ruso de que se retirará de la anexionada ciudad ucraniana de Jersón.

«Las acciones dicen más que las palabras. No vemos señales de que Rusia vaya a marcharse de Jersón sin un combate», escribió el asesor en su cuenta de Twitter.

Podolyak afirmó que todavía hay tropas rusas en esa ciudad del sur de Ucrania -la única capital regional tomada por Rusia desde el inicio de la invasión- y que se están redirigiendo hacia la región reservas adicionales.

«Ucrania libera territorios en base a datos de sus servicios de inteligencia y no a declaraciones escenificadas en televisión», remachó, en referencia a la orden de retirada pronunciada por el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú.

Ucrania intensifica su ofensiva en las regiones de Lugansk y Donetsk

El Ejército ucraniano aseguró este miércoles que ha intensificado su ofensiva en las regiones orientales de Lugansk y Donetsk, ambas anexionadas recientemente por Moscú y cuyo ejército mantiene ocupadas algunas áreas.

En el transcurso de las últimas 24 horas, las Fuerzas Armadas de Ucrania han repelido los ataques rusos en las provincias de Lugansk y Donetsk y han llevado a cabo 14 incursiones, que incluyen ataques aéreos contra grupos con personal militar ruso, según indicó el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania en su cuenta de Facebook.

Las Fuerzas Armadas de Ucrania han repelido los ataques rusos en las cercanías de Bilohorivka y Novoselivske, en la región de Lugansk, y Bakhmut, Bakhmutske, Bilohorivka, Vesele, Klishchiivka, Maiorsk, Novomykhailivka, Opytne, Pavlivka, Pervomaiske, Soledar y Yakovlivka, en la región de Donetsk, según las fuentes.

Stoltenberg: Es alentador ver cómo las fuerzas ucranianas liberan territorio

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó este miércoles que es «alentador» ver cómo el ejército ucraniano es capaz de «liberar más territorio», después de que Rusia anunciara hoy la retirada de sus tropas de la anexionada ciudad de Jersón.

Tras reunirse en Londres con el primer ministro británico, Rishi Sunak, Stoltenberg llamó al mismo tiempo a la cautela: «Hemos visto el anuncio pero, por supuesto, vamos a esperar a ver lo que ocurre sobre el terreno», afirmó a los medios frente al número 10 de Downing Street, despacho oficial del jefe de Gobierno del Reino Unido.

«Las victorias, los avances de las Fuerzas Armadas ucranianas son mérito de los valientes soldados ucranianos, pero, por supuesto, el respaldo que reciben por parte del Reino Unido y los aliados de la OTAN son también esenciales», subrayó el secretario general de la Alianza Atlántica.