Feijóo aboga por una Asturias con Canga que no confunda cuentas con cuentos

Oviedo (EFE).- El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha agradecido este lunes al candidato popular a la presidencia del Principado, Diego Canga, que haya dejado su alto cargo en la Comisión Europea para poner su «experiencia, talento, independencia y compromiso» al servicio de Asturias y ha advertido de que «esta gran tierra» precisa de un nuevo proyecto que «no confunda cuentas con cuentos».

Según Feijóo, Asturias se va a jugar en los próximos comicios autonómicos abrir una nueva etapa o seguir con lo mismo, el poder abrir las puertas a la prosperidad y modernización con un proyecto que permita empezar a notar la bajada del paro, que apoye a su industria y la ponga en valor o que permita acabar con las comunicaciones e infraestructuras pendientes.

Feijóo ha participado hoy ante más de un millar de afiliados, simpatizantes y cargos electos del PP en un acto político celebrado en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo que ha servido para la presentación púbica de Canga, una vez ha sido ratificado por la dirección nacional como cabeza de lista a los comicios autonómicos del 28 de mayo.

Para el presidente de los populares, es un honor que Asturias y el PP hayan convencido a «un gran servidor público y profesional» como es Canga para ponerse al frente de la candidatura.

El líder de los populares asturianos ha agradecido también el trabajo de cuatro personas que «han llevado la bandera del PP cuando eran muy pocos y no estaban de moda»: Isidro Fernández Rozada, Ovidio Sánchez, Mercedes Fernández y Teresa Mallada, los cuatro presidentes que ha tenido esta formacion en Oviedo, todos ellos presentes en el auditorio.

También ha tenido palabras de aliento para el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, al que ha dicho que quiere poder asistir a su toma de posesión «siendo uno de los alcaldes más votados de Oviedo».

Previamente Canteli, que fue el encargo de abrir este acto, había asegurado compartir la visión política de Feijóo, «alejada del ruido y la confrontación» y su capacidad de generar «ilusión y esperanza» frente a los peores presidentes que ha tenido España y Asturias.

Canga aboga por la política seria y la confrontación de ideas

Canga, por su parte, ha asegurado que ha dado el paso para dejar atrás su trabajo en Bruselas porque quiere «trabajar por Asturias y por España, practicar la política seria, la de la confrontación de ideas» desde una región comprometida que va a defender la unión de España y su Constitución «pese a quien le pese».

En un escenario en el que recibió en 2007 la Medalla de Asturias de manos del entonces presidente de Asturias, Javier Fernández, el candidato popular ha dicho que no quiere dejar tirada a esta tierra tras cuatro décadas de socialismo y en un momento en el que cuenta con unos dirigentes socialistas en Asturias y Madrid.

«Me dicen que soy un valiente, pero valientes son las fuerzas de seguridad del Estado, los militares, la gente de Protección Civil, los misioneros y monjas que he visto en mis múltiples viajes a África o mis padres, que hace 60 año se fueron a vacunar a Chad», ha señalado el candidato del PP al referirse al paso que ha dado.

Ha rechazado que pueda ser tachado de burócrata, porque si fuera así se habría quedado en Bruselas, y ha afirmado que esos ataques vienen de quienes no han acudido allí ni una sola vez para obtener más fondos o buscar alternativas al cierre de las térmicas.

En su opinión, lo fácil para él hubiera sido seguir siendo director de Agricultura en la Comisión Europea, pero que no lo ha hecho porque le duele ver que «rindan Asturias a los intereses de Sánchez» y porque pretende convencer a la gente para ganar y conseguir que el sector privado engorde y el público adelgace un poquito.

La ventaja de conocer Europa

Canga ha asegurado que contar con un presidente que conozca Europa como la conoce él sería una «ventaja enorme» para Asturias y supondría contar con el «mejor embajador» del Principado en el exterior, frente a un Gobierno autonómico como el actual «que tiene mucha experiencia en prometer y en no cumplir» y que además prwsenta una ejecución presupuestaria bajísima.

Para el candidato popular, Barbón no deja de ser un «alumno aventajado del sanchismo que antepone lo que diga Sánchez a Asturias» , la única región en la que hay más gente inactiva que trabajando, que cada día pierde 25 asturianos y a la que quiere devolver a primera, no que baje a segunga B».

«El PSOE está seco y se acaba el cortijo en Asturias», ha incidido antes de mostrarse convencido de que el cambio llegará en mayo y que será la antesala del que conseguirá poco después Feijóo a nivel nacional. EFE