La Policía Nacional estrena instalaciones de puesto fronterizo en El Musel

Gijón (EFE).- El puesto fronterizo que la Policía Nacional tiene en el puerto de El Musel, desde el que se atienden anualmente a unos 40.000 cruceristas al año, cuenta con unas nuevas instalaciones ubicadas en el Muelle de la Osa para controlar la entrada y salida de personas y de buques.

La delegada del Gobierno, Delia Losa, ha visitado este viernes junto al jefe superior de la Policía Nacional en Asturias, Luis Carlos Espino, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, Laureano Lourido, las nuevas instalaciones, que comenzaron a funcionar en julio y que sustituyen a las que hasta ahora se encontraban en el edificio La Sirena.

Control de entradas y salidas de personas y buques

El puesto, en el que trabajan diez personas, está dedicado a controlar la entrada y salida de personas y de buques del espacio Schengen en el puerto de Gijón y otros trece puertos deportivos repartidos desde Cabo de Peñas hasta Bustio, en la zona más oriental del Principado.

Los policías se encargan del control de la documentación, de tramitar los casos de asilo que pueden darse cuando algún ciudadano que no pertenece al territorio Schengen solicita quedarse, así como del control de polizones, que suelen ser más comunes en las salidas hacia Reino Unido por parte de ciudadanos albaneses, ha relatado el jefe del puesto fronterizo, Hermenegildo Ordiales.

La delegada del Gobierno, Delia Losa, durante la visita al puesto fronterizo. EFE/J.L.Cereijido.

Las instalaciones están dotadas de zona de oficinas pero también cuentan con dependencias para las personas que deben pasar allí algún tiempo mientras se realizan los trámites administrativos necesarios con su documentación.

La delegada del Gobierno ha puesto en valor las instalaciones que van a facilitar los servicios que prestan la policía en las zonas portuarias y que permitirán que desarrolle su trabajo con “fluidez y eficacia”, como hasta ahora. EFE