El 31 % de los españoles cree que su salud mental ha empeorado en 2022, según un estudio

Madrid (EFE).- El 30,8 % de los españoles considera que su salud mental ha empeorado en los últimos doce meses y los motivos que aducen son el estrés, la ansiedad y los sentimientos de tristeza o depresión que nueve de cada diez dicen haber sufrido, aunque «de manera poco frecuente».

Según el V Estudio Salud y Vida 2022 de Aegon, que analiza cambios en la salud física y emocional sobre una muestra de 1.600 encuestados, las personas con edades comprendidas entre 26 y 40 años son las que han referido más empeoramiento en su salud mental, seguidas de la franja de población que va de 18 a 25.

Para el 33% de los encuestados estos síntomas de depresión o ansiedad han interferido mucho en su vida cotidiana, mientras que para el 13,9 % han afectado «algo» y para un mayoritario 53,1 %, «nada».

Este 30,8 % de españoles que creen que ha empeorado su salud psicológica en 2022 es seis puntos inferior al registrado un año antes, cuando el porcentaje que puntuaba a la baja su estado mental era del 36,6 %.

SALUD MENTAL
Un niño mira a la calle desde su casa. EFE/Cabalar

Los síntomas de ansiedad, más elevados respecto a 2021

Respecto a 2021 los síntomas de ansiedad que mencionan los encuestados son algo más elevados mientras que baja el riesgo de depresión y la ideación suicida.

A la hora de puntuar la salud emocional, las valoraciones son más negativas en las mujeres que entre los hombres y la percepción mejora conforme aumentan los años. El estudio constata que el riesgo de depresión es mayor entre mujeres, personas sin hijos y menores de 41.

La situación económica influye en la salud mental

El estudio vuelve a poner de manifiesto que la situación económica y laboral son variables que influyen en la salud, de forma que afecta significativamente más a quienes han perdido el empleo o están en un ERTE.

De hecho, el 39,2 % de quienes han visto afectada su situación económica han observado un empeoramiento de su salud mental.
Por contra, el 61 % de los encuestados afirma que su salud emocional no ha variado en el último año y un 11 % sostiene que ha experimentado una mejoría.

La salud mental, por comunidades

Un hombre pasea por un parque
Un hombre pasea por la Casa de Campo. EFE/David Fernández

Por comunidades, Castilla y León es la comunidad en la que los encuestados se muestran más críticos con su estado de salud emocional (6,2, cinco décimas menos que la media nacional), seguida de Canarias (6,3) y Asturias (6,4).

Precisamente Asturias es la autonomía que más empeoró su percepción de la salud mental, con una pérdida de 0,67 puntos respecto a hace un año, seguida de Galicia y Castilla y León.

Mientras, las notas más altas, superiores a 7, se obtienen en Aragón (7,5), Murcia (7,3), Andalucía (7,1) y País Vasco, Navarra y La Rioja, todas ellas con un 7.

Puntuando la salud mental

Respecto al estado de salud general, el 68 % de los encuestados la puntúa con un 7 o más, en una escala del 0 al 10, y los principales motivos para considerar que se goza de buena salud es el hecho de no fumar (56,5 %), no haber padecido covid-19 (50,5 %) y dormir bien (44,5 %).

Aunque ese estado general recibe una puntuación de notable es la más baja de los últimos cuatro años y ligeramente inferior a 2021, cuando fue de 7,1.

Quienes han valorado su salud negativamente este año, por debajo de 5 puntos, han referido el estrés como la principal causa (69,9 %) seguido del padecimiento de algún tipo de dolor (67,6 %). Y un 52 % relaciona los problemas de sueño con su frágil estado de salud mental, porcentaje significativamente más alto que en 2021, cuando era del 27 %.

SALUD MENTAL
Un hombre hace deporte en un parque en Galicia. EFE/Brais Lorenzo

Cambios de hábitos con la pandemia

Sobre el cambio de hábitos con la pandemia, aumenta la cifra de españoles que dicen dormir menos (26,5 %, dos puntos más que en 2021) y precisamente son las mujeres las más afectadas y el 30% confiesa menos horas de sueño.

Por otro lado, un 26,7 % admite que ha disminuido el tiempo dedicado al ejercicio mientras que se mantiene prácticamente igual el consumo de alcohol y tabaco.

El estudio de Aegon también revela que el porcentaje de españoles que en 2022 ha dejado de ir al médico de forma presencial desciende significativamente respecto a 2021, pasando del 54% al 40%.

Y el principal motivo aducido por los encuestados para dejar de ir presencialmente es la saturación de la sanidad pública, según señala el 49,1 % si bien un 26,6 % argumenta una creciente preferencia por la telemedicina.

Edición web: Nuria Santesteban