El abuelo de Marta del Castillo denuncia que los jueces están «matando en vida» a la familia

Sevilla (EFE).- José Antonio Casanueva, abuelo de Marta del Castillo, la joven sevillana asesinada en enero de 2009, ha asegurado que la actuación de los jueces que han llevado el caso está «matando en vida» a una familia que este viernes la ha recordado junto a sus vecinos y que sigue reclamando justicia más de una década después.

En un acto celebrado a pocos días de que este lunes se cumpla el 14 aniversario del crimen, el abuelo de Marta del Castillo ha querido exponer sus pensamientos «con la claridad que se merece» sobre un caso en el que asegura que podría existir «una mano negra» que pueda extenderse más allá de los juzgados.

En ellos se ha denegado recientemente su última petición para investigar los teléfonos móviles no solo de la víctima y de su asesino, Miguel Carcaño, sino también los del hermano de éste, Francisco Javier Delgado, y su novia, María García Mendaro; de su amigo Samuel Benítez y del joven Francisco Javier García, lo que ha supuesto un nuevo revés judicial para una pieza que, según el Ministerio Público, «seguirá abierta hasta el hallazgo del cuerpo».

Justicia para Marta del Castillo

También ha lamentado otro archivo, el segundo, de las acciones emprendidas contra Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño, tras las acusaciones en las que se le atribuía ser el principal y verdadero autor del crimen.

Delito del que solo se declaró culpable a Miguel Carcaño, condenado a veinte años de cárcel por asesinato, ya que el resto de acusados terminaron absueltos por falta de pruebas.

En el comunicado, leído por su amigo José Luis Reina, el abuelo ha pedido justicia a fiscalía y jueces, quienes están «consintiendo que no se sepa la verdad» para que pueda esclarecerse dónde está el cuerpo de su nieta.

Vecinos exhiben carteles con la imagen de Marta del Castillo, la joven sevillana por cuyo asesinato en 2009 fue condenado Miguel Carcaño a 21 años y tres meses de cárcel, y piden la repetición del juicio. EFE/ Julio Muñoz

Repetición del juicio

También se ha pedido la repetición de un juicio en el que, según el abuelo, ha habido cierto «oscurantismo o dejación de funciones» que han entorpecido la resolución del caso y la aparición de su nieta, de la que no se pudieron despedir ni su esposa, «que se fue hace cinco años sin poder llevar un ramo de flores».

Casanueva, quien a los 86 años «le da igual todo» y piensa estar viviendo «las últimas páginas de su calendario de vida», ha asegurado que no cesará en su lucha hasta que Dios le lleve y volverá a concentrarse el 24 de enero en los Jardines de Murillo de Sevilla.

Allí recordará los catorce años del asesinato de su nieta y seguirá pidiendo una justicia que «no es injusta, ya que injustos son los que la aplican» y están «matando en vida» a una familia que continuará luchando para esclarecer los hechos. EFE

Edición web: Fátima Santos