El ahorro energético de la iluminación de Navidad

Luis Ortega I Córdoba (EFE).- La crisis de energía mundial y la protección del medio ambiente obligan a implementar medidas urgentes de ahorro energético y sosteniblidad. La próxima Navidad es un reto para las administraciones, que ya tratan de regular las iluminaciones y unas decoraciones festivas en las calles que, sin embargo, apenas supone el «0,001 por ciento» de su factura energética anual.

«Algo quizá más visual como los árboles de Navidad, de unos 30 o 40 metros de altura, consumen igual que un secador de pelo doméstico que tenemos todos en nuestras casas», según asegura a Efe Ana Moreno, directora de Comunicación de Iluminaciones Ximénez, empresa cordobesa líder de la iluminación festiva con proyectos en todo el mundo.

Desde Puente Genil (Córdoba), Ximenez lleva «más de una década muy concienciada» en la sosteniblidad y ya en 2007 se inició la «transformación de incandescencia a LED», por lo que hoy día el «100 por ciento» de sus creaciones son «responsables con el medio ambiente y el ahorro energético» y suponen un consumo «muy, muy bajo».

Un árbol de Navidad consume igual que el secador de pelo

Por tanto, el gasto de la iluminación navideña para un ayuntamiento es «ínfimo». «Los árboles de Navidad que montamos de 30 a 40 metros de altura consumen igual que un secador de pelo doméstico que tenemos todo en nuestras casas, unos 3.500 vatios», reitera Moreno.

ahorro energético
Las administraciones tratan de regular las iluminaciones y decoraciones festivas en las calles, bajo criterios de ahorro y sosteniblidad. EFE/Salas

Además del «cumplimiento de la normativa» sobre la que «siempre se sigue trabajando», el departamento de I+D sigue en la búsqueda de «nuevos productos y nuevos materiales biodegradables» que «consuman aún menos todavía» y que sean «aún más respetuosos con el medio ambiente».

La iluminación navideña depende de los ayuntamientos, si bien las administraciones regionales y estatales están preparando «recomendaciones» para el ahorro energético sostenible, principalmente en cuanto a la duración de las instalaciones, que habitualmente se extienden entre el puente festivo de la Constitución y la Inmaculada en diciembre hasta el día de Reyes Magos en enero.

«Si la factura de la luz total de un año supone el 0,001 por ciento, imagínate lo que va a suponer que se encienda la iluminación un día antes o un día después», resalta Moreno quien, sin embargo, apunta que se pueden plantear «opciones» para ahorrar energía como «recortar las horas las horas de iluminación», lo que puede «llegar a ahorrar hasta un 14 por ciento».

Los proyectos requieren un trabajo meticuloso

Moreno entiende que «puede llamar la atención» que se anuncie el inicio del proceso de montaje «un dos de agosto, como sucedió en Vigo», aunque defiende que se trata de un «trabajo meticuloso» que requiere «tiempo» para que «todos iluminen más o menos al mismo tiempo».

ahorro energético
Operarios de iluminaciones Ximénez preparan los montajes de las luces navideñas, que apenas supone el «0,001 por ciento» de la factura energética anual de un ayuntamiento. EFE/Salas.

IIuminaciones Ximénez también está en «Barcelona, Madrid, Málaga o San Sebastián» y por ahora la campaña «sigue igual», de tal forma que la empresa cumplirá «en cuanto a datos con respecto al año anterior» incluso se intentará alcanzar «un 15% más de proyectos», aunque el hecho de ser «contratos la mayoría de ellos plurianuales no afecta mucho».

«Parece que se tiene mayor conciencia de lo que supone la iluminación navideña como inversión más que como gasto», por lo que muchas ciudades están apostando por «reforzar esta inversión en iluminación navideña» porque «no deja de ser un motor económico para la ciudad» que repercute en la «economía local, en el turismo, en la pernoctaciones», afirma Moreno.

Diseños exclusivos adaptados al cliente

Uno de los grandes secretos de la empresa cordobesa es «tener la capacidad de ofrecer lo que el cliente quiera» y se comienza el proyecto «desde cero», con el diseño y la fabricación y cada vez «piden experiencia», un valor seguro para que «la gente de a pie disfrute o viva una experiencia muy particular gracias a la iluminación navideña».

ahorro energético
Operarios de iluminaciones Ximénez preparan los montajes de las luces navideñas, que son 100% LED ante la actual crisis energética mundial y la necesidad de protección del medio ambiente. EFE/Salas

Pero no solo iluminación, sino que la interactividad «también es muy importante», de ahí que se ofrezca una «experiencia inmersiva» con espectáculo de música y sonido que se personalizan al «100% a las exigencias o a las necesidades de los clientes», como es también el «LED pixel mapping».

Un sistema «diferente» que, además de ser de «muy bajo consumo», permite «monitorizar y manejar punto por punto de luz» para hacer «proyectos muy especiales y muy diferenciados a los demás» y que redondean una Navidad en la calle con un ahorro energético sostenible. EFE

YouTube player

Edición WEB: Luis Ortega