Investigan la muerte de un bebé por asfixia tras quedarse dormidos los padres

Málaga, 31 oct (EFE).- La Policía Nacional de Málaga investiga las circunstancias de la muerte de un bebé de un mes por asfixia presuntamente después de que la madre le diera el pecho y se quedaran dormidos los dos progenitores con la pequeña en la cama.

Fuentes policiales han indicado a EFE que todo apunta a que el fallecimiento ha sido accidental, aunque están a la espera de los resultados de la autopsia.

Los agentes han tomado declaración al matrimonio, que no está detenido, y según los primeros indicios la mujer tras darle el pecho se quedó dormida junto a su marido y la bebé. Esto habría impedido que la menor respirara con normalidad, hasta la muerte del bebé por asfixia.

Un bebé en la UCI por quemaduras

Por otro lado, una bebé de un mes está en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Materno Infantil de Málaga por quemaduras, supuestamente, del agua de la bañera, y mordiscos. Por ello se ha detenido a sus padres.

Los hechos ocurrieron durante la noche del pasado domingo cuando la madre de la menor la lleva al centro hospitalario con quemaduras en un treinta por ciento del cuerpo. La niña sufre quemaduras por bañarla con agua hirviendo, según informan a EFE fuentes policiales.

Además la bebé presentaba mordiscos y la progenitora alegó que se los había producido su otra hija, de 2 años, «por celos», algo que según los investigadores podría ser cierto, aunque se está investigando, dado que la mordedura corresponde a una mandíbula pequeña.

Buscan a otra hija de 2 años

Al comprobar los médicos que los hechos podrían ser compatibles con un supuesto caso de malos tratos se activó inmediatamente el protocolo correspondiente y comunicaron los hechos a la Policía.

La Policía ha detenido a la madre, de 24 años, y al padre, de 27, por malos tratos en el ámbito familiar y lesiones graves y está previsto que pasen a disposición judicial mañana.

Los agentes continúan con las pesquisas y también intentan averiguar dónde está la otra hija de 2 años. EFE

Edición Web: Luis Ortega