La nulidad de la licencia del Algarrobico, a la espera del fallo del Supremo

Almería, (EFE).- El Tribunal Supremo ha deliberado este miércoles para fijar la jurisprudencia que determinará si en casos como el hotel de la playa del Algarrobico, en Carboneras (Almería), se puede declarar jurisdiccionalmente la nulidad de una licencia ante la «desestimación por silencio administrativo» de un ayuntamiento respecto a una revisión de oficio.

No obstante, el pronunciamiento no se conocerá por el momento, ya que, según han informado a EFE fuentes del alto tribunal, no habrá un adelanto del fallo de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo, que se hará público más adelante, cuando esté redactado.

La Sala del Supremo se ha reunido este miércoles tras admitir un recurso de casación interpuesto por Greenpeace y declarar que la cuestión planteada por el colectivo ecologista «presenta interés casacional objetivo para la formación de la jurisprudencia».

El recurso de Greenpeace

Greenpeace presentó un recurso frente a la desestimación del Ayuntamiento de Carboneras de la solicitud de anulación y archivo definitivo del sector de suelo urbanizable ST1, El Algarrobico, con el objeto de que figurase en el plan general de ordenación urbana (PGOU) como suelo no urbanizable, lo que supondría la anulación de la licencia de obras y la apertura de un expediente de demolición del hotel situado en el Parque de Cabo de Gata.

Algarrobico
Una treintena de activistas de Greenpeace desembarcaron frente al hotel Algarrobico, construido en la línea de costa de la localidad almeriense de Carboneras. EFE/ARTURO RODRIGUEZ/Archivo

Este recurso se estimó parcialmente por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), en lo relativo a obligar al Consistorio a revisar de oficio la licencia de obras, aunque no en lo relativo al expediente de demolición y derribo el inmueble.

El fallo del TSJA se recurre tanto por el Ayuntamiento, cuyo recurso lo rechaza el TS, como por Greenpeace, que cuestiona la necesidad de que nuevamente se tuviese que someter a la «consideración municipal» la revisión de oficio de la licencia.

En un escrito de oposición al recurso de Greenpeace, el Ayuntamiento de Carboneras sostiene que es «inadmisible» prescindir de la anulación de la licencia de obras del hotel y ordenar «directamente» la demolición de dicho inmueble.

La Junta de Andalucía ha vuelto a consignar en sus presupuestos para 2023 una partida de 1,1 millones de euros destinada al derribo del hotel. EFE