Moreno mejorará la ley de Memoria si hay un amplio consenso

Sevilla, (EFE).- El presidente de la Junta, Juanma Moreno, se ha mostrado dispuesto este jueves en el Parlamento de Andalucía a «actualizar y mejorar» la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía de 2017, aunque ha puesto como condición que haya un «amplio consenso» para eliminar cualquier «sesgo» de carácter ideológico.

El dirigente popular ha adquirido este compromiso durante la sesión de control al Ejecutivo, en el pleno de la Cámara autonómica, donde ha tenido que escuchar las críticas de los partidos de izquierdas por «su feo silencio» en torno la exhumación del general golpista Queipo de Llano de la basílica sevillana de la Macarena.

Tanto el presidente del grupo socialista, Juan Espadas, como la portavoz de Por Andalucía, Inma Nieto, reprocharon al presidente que no haya tenido «ni un palabra» sobre este hecho y para las víctimas del franquismo.

Moreno ha destacado que la Junta ha hecho lo que tenía que hacer que es «cumplir» la ley de Memoria Democrática, mientras Espadas le afeó que «se negara» a opinar sobre esta decisión y le recordó que es algo que ha pasado en Andalucía «no en la luna».

Vox reclama derogar la ley actual

Previamente, en respuesta al portavoz de Vox, Manuel Gavira, el presidente adquirió el compromiso de «actualizar o mejorar» la ley andaluza de Memoria Democrática y sostuvo que la norma andaluza «nació con un sesgo» determinado y que cualquier reforma de la misma debe hacerse por un «amplio consenso para evitar que tenga otro «sesgo» determinado.

Respondía de esta forma a Vox, que le reclamó derogar la Ley andaluza de Memoria Histórica y Democrática y reducir el gasto en «propaganda» y publicidad institucional porque está cayendo en los mismos «vicios» que los anteriores gobiernos del PSOE-A.

También aseguró Moreno que su gobierno «estará pendiente para reconocer a esas personas que sufrieron el final de la dictadura franquista en sus propias carnes».

Pese a los tibios intentos del PSOE-A y Por Andalucía, Moreno no dio explicaciones sobre la presunta trama de corrupción que podría afectar a la alcaldesa de Marbella y senadora del PP, Ángeles Muñoz.

Los socialistas intentaron incluir en el pleno una pregunta sobre este asunto pero fue rechazada por la Mesa del Parlamento con la mayoría del PP.

El postureo y las fotos, según el PSOE

El líder socialista situó, además, su intervención en los servicios esenciales (sanidad, educación servicios sociales) para reprochar a Moreno que su gestión los «ha empeorado» y cuestionar que sea «incapaz» de resolver los problemas «coyunturales» de Andalucía.

Espadas instó a Moreno a modificar los presupuestos andaluces de 2023 en estos capítulos, a dialogar y pactar las cuentas para evitar que su grupo presente una enmienda la totalidad y sostuvo que las inversiones de la Junta crecen por las aportaciones de los fondos estatales y de la UE.

«Su problema, señor Moreno, es no gestionar los problemas de Andalucía y solo le gusta el postureo, las fotos e inaugurar centros sanitarios que o no funcionan o lo hacen sin en malas condiciones», ha denunciado.

El Jefe del Ejecutivo andaluz replicó defendiendo el esfuerzo económico de la Junta desde 2018 en estas políticas, «muy superior» -dijo- al de los gobiernos socialistas, y aseveró que si Andalucía tiene problemas estructurales es por la herencia que ha dejado el PSOE-A durante 37 años en la Junta.

Además, ironizó con los datos ofrecidos por Espadas al indicar «no daba ni una con los datos», le recriminó su defensa de «todo» lo que hace el Gobierno de Sánchez en la comunidad y acotó: «no vamos a hincar las rodillas».

Fuga de jóvenes en busca de empleo

El modelo económico centró el debate entre Moreno y la portavoz de Por Andalucía, Inma Nieto, que comparó el de la Junta con el fracaso registrado en el Reino Unido, acusación que negó el presidente que contrarrestó esgrimiendo que el modelo de su gobierno es «exactamente lo contrario».

Para ello, avanzó los últimos datos de la Agencia Tributaria sobre la recaudación del IRPF de 2021 y concretó que entre 2018 a 2021 el número de declarantes de en Andalucía aumenta cas medio millón, mientras la recaudación se ha incrementado en 1.200 millones, lo que achacó a su política fiscal y la rebaja de impuestos.

Nieto censuró que «solo habla» de cifras históricas y eluda sobre los problemas sociales, la desigualdad y la fuga de «miles» jóvenes que salen la comunidad en busca de un empleo, a lo que Moreno acusó a este grupo de «querer limitar» el crecimiento de la comunidad.

Por otra parte, el presiente ha negado que Andalucía sea «el vertedero de nadie» y ha asegurado que el 82 % de los residuos que gestiona la comunidad han sido generados dentro de la región.

Así lo ha afirmado en respuesta a la portavoz del Grupo Mixto – Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, quien ha sostenido que la comunidad está «importando mierda» de países de la Unión Europea. EFE