El 19,7 % de los incendios forestales en Aragón en verano de 2022 fueron intencionados

Zaragoza (EFE).- El 19,7 por ciento de los incendios forestales en el verano de 2022 en Aragón fueron intencionados, frente a la media histórica del 15,5 %. Y el 90 % de los grandes incendios forestales (GIF), lo que supone más del 90 % de la superficie quemada este año, se han desarrollado en alertas por riesgo de incendio en nivel naranja o rojo.

Así lo ha puesto de manifiesto el director general de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Diego Bayona, durante la presentación en la base helitransportada de Ejea de los Caballeros del balance de final de campaña de incendios 2022.

Ha sido este un periodo caracterizado por temperaturas elevadas, con mínimas por encima de los 20 grados durante más de 50 días seguidos en el valle del Ebro y zonas adyacentes, y seco en general. Estos valores climáticos han hecho que los niveles de alerta por incendio forestal se hayan mantenido, en general, por encima de los valores medios del periodo 2014-2021 durante la mayor parte de la campaña.

Imagen de archivo del incendio del Moncayo. EFE/ Toni Galán

Cuatro grandes incendios

Esta situación se dio en cuatro periodos principalmente, del 10 al 25 de junio, cuando se produjeron los grandes incendios de Nonaspe y Castejón de Tornos; del 10 al 28 de julio, fechas en las que se produjo el incendio forestal de Ateca; del 1 al 24 de agosto, coincidiendo con el incendio de Añón del Moncayo, y del 3 al 12 de septiembre, sin incendios de relevancia.

Desde el 1 de enero al 30 de septiembre de 2022 se han registrado en Aragón 472 incendios, cifra notablemente superior a la media histórica. El 71 % han sido conatos, un porcentaje inferior a la media histórica, lo que significa que este año más conatos de los habituales han evolucionado a incendios de más de una hectárea.

Más de 20.200 hectáreas quemadas

Según los datos provisionales, el total de hectáreas forestales calcinadas durante este verano ha sido 20.236,97, una cifra muy superior a la media histórica de 2.987,84 hectáreas. Y eso es causa de los cuatro GIF que se han sufrido en Aragón, el mayor de ellos el de Ateca, que calcinó más de 11.000 ha de superficie forestal.

Imagen de archivo del incendio de Ateca. EFE/ Javier Cebollada

Han disminuido notablemente los incendios producidos por accidentes o negligencias, mientras que han aumentado los incendios intencionados. Desde la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal se insiste en pedir que se extremen las precauciones, ya que “el fuego no perdona”.

Orgullo de un operativo muy profesional

Bayona ha destacado «la profesionalidad» de un operativo del que los aragoneses pueden sentirse muy orgullosos y al que la campaña de este verano, el «más caluroso jamás registrado desde 1880», según el servicio de cambio climático de la Unión Europea, Copernicus, «ha puesto a prueba».

Bayona también ha presentado los nuevos veintiséis todoterrenos ‘pick up’ adquiridas por su dirección general para renovar el parque de vehículos de Infoar. Se distribuirán por las áreas medioambientales de Aragón (AMA) para el uso de los agentes para la protección de la naturaleza (APN).

Los vehículos, en los que se ha invertido casi 1.300.000 euros, son aptos para circular por terrenos complejos. Incorporan un sistema de extinción con bomba y depósito de 400 litros, para mejorar las intervenciones en primeros ataques. Antes de que finalice el año, llegarán otras 33 más, aunque sin el sistema de extinción. De forma se han comprado cinco camiones autobomba y un puesto de mando avanzado (PMA) ligero para operaciones complejas en incendios de tamaño medio.

Por M. Rosa Lorca. Edición web: Isabel Poncela