Los jueces de Zaragoza revisarán de oficio todas la condenas conforme a la nueva ley

Zaragoza (EFE).- Los jueces de Zaragoza han anunciado que van a revisar de oficio todas las condenas firmes por delitos sexuales después de la entrada en vigor de la conocida como ley del ‘solo si es si’. Aunque en un primer momento van a dar un plazo de tiempo, que no concretan, para que sean las partes quienes insten a la revisión.

El presidente de la Audiencia de Zaragoza, Alfonso Ballestín, ha comparecido ante los medios este martes para informar de la reunión que han mantenido los magistrados de lo penal de la provincia para unificar el criterio ante la aplicación de la ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual. Lo ha hecho después de que ayer la Fiscalía del Estado dictara un decreto en el que establece que no se revisarán sentencias si la pena que se impuso sigue vigente en la horquilla que fija el Código Penal para cada delito tras el cambio legal.

A la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie con una decisión que será vinculante para los jueces de las audiencias provinciales, los de Zaragoza han decidido dar un plazo «prudencial» y «breve» para que las partes soliciten la revisión de las penas de acuerdo con la nueva ley.

Todas las condenas a la vez

Pero después analizarán «a la vez» todas las condenas que se dictaron de acuerdo al anterior Código Penal. Los doce magistrados de lo penal de la Audiencia Provincial se repartirán los casos, dando prioridad a aquellos que puedan estar «más claros».
Luego se trasladará el caso a la víctima y al fiscal y se analizará uno por uno.

Ballestín ha precisado, no obstante, que aun sin tener estadísticas cree que, aunque hay «muchos» condenados, no serán muchas las condenas que se revisen a la baja porque tiene «una idea» del tipo de condenas que han impuesto los jueces de la Audiencia Provincial y el mínimo de la horquilla de las penas «no se ha puesto muchas veces». «No va a haber una aplicación retroactiva de la ley en la mayoría de los casos», ha asegurado.

Los jueces, ha recordado Ballestín, tiene que aplicar siempre la norma que sea más favorable para el condenado y, en ese caso, cuando se ha impuesto una pena superior a la que fija el límite máximo de la horquilla en el nuevo Código Penal, hay que rebajarla.

A la espera de la doctrina del Supremo

Esto es, ha reconocido, «cambiar un poco» el criterio de la Fiscalía, pero en cuanto el Supremo llegue a una decisión tendrán que seguirla, porque les vincula y porque el Alto Tribuna está «para generar doctrina».

Por otro lado, ha negado que esta rebaja de penas, que «no es del todo cierta» porque lo que ocurre es que se han equiparado los abusos con las agresiones, tenga que ver con una desprotección de la víctimas.

De hecho, la mayor parte de la ley del ‘solo si es si’ tiene que ver con nuevas medidas de protección, «innovadoras y positivas», para las víctimas.

En la norma, ha relatado el magistrado, hay servicios de atención integral desde punto vista jurídico, social y psicológico, para la recuperación de la víctima y para la valoración del riesgo con el objetivo de que no vuelva a padecer agresiones en el futuro.
«Mayor punibilidad no es mayor protección», ha advertido Ballestín.