Quirón pone la primera piedra de su nuevo hospital en Zaragoza

Zaragoza (EFE).- El Grupo Quirón ha colocado simbólicamente la primera piedra de su nuevo hospital de vanguardia en Zaragoza, que entrará en funcionamiento en veinte meses. La nueva infraestructura será posible tras una inversión de 100 millones de euros, gracias al respaldo del actual equipo de Gobierno municipal PP-Cs y pese a las reticencias manifestadas por algunos grupos municipales.

De hecho, la puesta en marcha de este hospital, que empezó las obras el pasado mes de agosto, tuvo que superar los recursos planteados por Zec, Podemos, IU, CHA, la FABZ y CGT ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón en contra de su declaración de interés público.

Tanto el director territorial de Quirónsalud en Aragón y Cataluña, Germán Barraqueta, como el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, han considerado que este jueves es «un día especial». En el caso del grupo por el avance que supone en su compromiso «para ofrecer una asistencia sanitaria de máxima calidad y personalizada». En el de la ciudad, por el impacto económico que genera, tanto por la inversión como a futuro por el número de usuarios de los servicios que llegarán a la capital.

Más que un hospital

«No es un proyecto más, sino especial y va a ser referencia en todo el ámbito sanitario», ha asegurado Azcón. Para el alcalde, este hospital es «una magnífica noticia» fruto de la colaboración público-privada. El PP, ha agregado, le dio «empuje» en mitad de la pandemia, lo que ha permitido que «en muy poco tiempo» sea una realidad. Y en unos suelos que «llevaban años parados».

El objetivo del Grupo Quirón es que este nuevo centro «sea más que un hospital. Según ha asegurado Barraqueta, la intención es que la capital aragonesa «se convierta en un hub sanitario en el que investigadores, científicos y médicos irán de la mano y aunarán sus esfuerzos para ofrecer la mejor medicina y estar en la vanguardia de la investigación”.

Las instalaciones sanitarias ocuparán 27.844 metros cuadrados. La superficie total construida será 31.656 metros cuadrados.

Acto de colocación de la primera piedra del futuro Hospital Quirónsalud Zaragoza. EFE/ Javier Cebollada

Según sus impulsores, el edificio sanitario, de seis plantas, será un referente nacional en equipamiento y avances clínicos en cinco áreas: oncología, mujer y cuidados del niño, salud cardiovascular, neurociencia y cirugía ortopédica y traumatológica. Habrá un instituto específico centrado de manera integral la salud de la mujer y el niño.

El centro también albergará la primera UCI pediátrica y neonatal en un hospital privado en Aragón y dispondrá de un área de obstetricia con cinco unidades de trabajo de parto y recuperación, dos quirófanos de cesáreas y salas de parto.

Los servicios especializados comprenderán asimismo una unidad cardiovascular con un quirófano. El hospital también acogerá el Instituto del Corazón, desde el que se impulsará la investigación y se trabajará en la optimización de los tratamientos.

250 camas y 135 consultas externas

El nuevo hospital Quirón contará con más 250 camas y 135 consultas externas. El bloque de hospitalización tendrá 180 habitaciones individuales, 26 camas UCI -14 de adultos y 12 pediátricas y neonatales-, 28 camas de reanimación postquirúrgica, 16 habitaciones de hospital de día quirúrgico y 16 habitaciones de hospital de día oncológico.

Las instalaciones dispondrán además de tres resonancias magnéticas , 14 quirófanos integrados y cirugía robótica.

El acto ha contado con la presencia del representantes del equipo municipal de Gobierno y del grupo de Vox, del presidente del Colegio de Médicos de Zaragoza, Francisco Javier García Tirado, la rectora de la Universidad San Jorge, María Berta Sáez, el presidente de CEOE Aragón, Miguel Marzo, y miembros de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) y de Aspanoa.

Un fonendoscopio como símbolo de la salud y bienestar que el Grupo Quirón «quiere para las personas», monedas de curso real, una virgen del Pilar y los periódicos del día han sido los objetos que se han introducido en la «urna del tiempo» que da comienzo oficial a la construcción de este nuevo hospital.

Por M. Rosa Lorca. Editado por Isabel Poncela