El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha respondido este martes a preguntas de los diputados durante el pleno del Parlamento autonómico. EFE/Miguel Barreto

Clavijo arremete contra “el desprecio” del Gobierno central ante la inmigración y le exige lealtad

Santa Cruz de Tenerife (EFE).- El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, ha reclamado este martes “un poquito de lealtad institucional” al Gobierno central ante el fenómeno migratorio, pues su “desidia y desprecio” generan el caldo de cultivo para posibles discursos conflictivos ajenos a la solidaridad de los canarios.

Fernando Clavijo ha formulado estas críticas al Gobierno central en el Parlamento autonómico en respuesta al diputado nacionalista David Toledo, quien ha preguntado al presidente canario si tiene constancia de que el Gobierno de España ha solicitado ayuda a la Comisión Europea para reforzar la red de apoyo a la gestión de la crisis migratoria que afecta a Canarias.

Clavijo ha remarcado que, ante el repunte migratorio que experimenta Canarias, ha solicitado “algún tipo de coordinación, de interlocución” al Gobierno central, algo “muy difícil” porque hay seis ministerios con competencias en este ámbito.

Pese a ello el Ejecutivo español no ha designado a un responsable de coordinar estas tareas, una crítica que el presidente canario no formula “para un conflicto institucional ni por demagogia política” sino por la necesidad de dar una respuesta humana a un fenómeno que somete a las islas “a una presión insostenible”.

Ha puesto de ejemplo para ello el hecho de que El Hierro ha aumentado en un 20 por ciento su población en escasos días con la llegada de inmigrantes por vía marítima.

Ante “la negativa de España” a las demandas del archipiélago, el Gobierno autonómico ha contactado con el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, quien, según Clavijo, ha manifestado que no entiende cómo España no ha solicitado el despliegue del Frontex y ha asegurado que la UE está dispuesta a aportar más recursos económicos, pero el Gobierno español no lo ha pedido.

“La realidad es que aquí no ha venido un euro” y los recursos los están facilitando los ayuntamientos y la Comunidad Autónoma, ha afirmado Fernando Clavijo, para insistir en que lo único que pide es “un poquito de lealtad institucional ante esta desidia y desprecio”. EFE