Artistas contemporáneos mauritanos muestran por primera vez en Europa obras sobre las memorias de su país

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- Once artistas contemporáneos mauritanos, entre ellos «la vieja guardia» de este movimiento, muestran por primera vez en Europa, y desde este viernes en Casa África, una serie de pinturas, esculturas, instalaciones y canciones en las que, con diversos estilos y técnicas, han plasmado las memorias personales, culturales y colectiva de su país.

Estas «Memorias en movimiento», estrenadas en Madrid y exhibidas también en Córdoba», ya que en esta iniciativa también colabora Casa Árabe, estarán hasta el 7 de enero de 2023 en Casa África, donde este viernes su comisaria, Aicha Janeiro, ha explicado a los periodistas que en ellas podemos explorar la «hibridación cultural» que se da en Mauritania, un país de cruce de culturas donde se dan la mano el mundo árabe y africano.

Los fundadores de la primera generación de artistas contemporáneos de Mauritania, Mamadou Anne y El Moctar Sidi Mohamed, conocido como «Mokhis», quienes trabajan el arte figurativo y abstracto, forman parte de esta exposición.

El primero de ellos, de 71 años, ha detallado el trasfondo de su obra «Kané Massiné, una serie de siete coloridos cuadros inspirada en un cuento de la tradición oral ‘soninké’ que acompaña con una grabación de audio de la historia a la que alude.

Los artistas que asisten a la exposición son Moussa Abdallah Sissako (i), Mamadou Anne (2i), El Moctar Sidi Mohames «Mokhis» (3i), Mohamed Sidi (d), y la comisaria de la muestra, Aicha Janeiro (2d) . Casa África. EFE/Quique Curbelo

Otro de los padres del arte contemporáneo de Mauritania, y uno de los primeros pintores del país, «Mokhis», cuya obra se inspira en temas sociales, las herencias culturales árabes y bereberes y la memoria histórica de Mauritania, ha traído a Europa sus trabajos más recientes: La gioconda del desierto y Ould M’seika, en los que alude a dos figuras de la memoria colectiva mauritana que vivieron durante el período colonial francés.

Una de ellas fue una mujer alabada por su gran belleza y el otro un personaje recordado como un héroe o un criminal, dadas los diversas proezas, habilidades y delitos que se le atribuyeron, ha explicado.

La comisaria Aicha Janeiro ha explicado la obra que presenta en esta muestra el joven artista sordomudo Mohamed Sidi, quien imparte artes plásticas a niños con discapacidad en el «Centre Commercial des Sourds», y que se sitúa entre la figuración y la abstracción.

La obra de Sidi se caracteriza por imágenes recortadas en coloridos retales en tonos pasteles e intensos que usa para jugar con la percepción. Las tres piezas que expone en Casa África ilustran sus memorias de escenas de animales y personas observadas en el puerto de pesca artesanal de Nuakchot, con las que habla de la relación del mar con el ser humano y del impacto que este ejerce sobre los recursos marítimos.

Presentación de la primera exposición que se realiza en Europa que aglutina obras de once artistas contemporáneos de Mauritania y en cuya organización también interviene Casa Árabe. EFE/Quique Curbelo

En la sala central de Casa África, Kilimanjaro, se ha instalado una muestra de la llamativa obra del pintor, escultor e ilustrador Oumar Ball, galardonado en 2021 con el primer premio de la Bienal de Escultura de Uagadugü (Burkina Faso), quien hace uso de la abstracción y lo figurativo para representar objetos, animales, personas o escenas cotidianas de la vida mauritana ligadas a su infancia a partir de materiales naturales y reciclados como arena, tierra, aluminio, acero, hierro y hasta excrementos de animales.

Con su serie de aves migratorias «El Vuelo», compuesta por esculturas como «Cormorán» o «Marabú», realizadas con latas de conserva o placas de hierro recicladas, Ball pretende transmitir un mensaje de libertad y esperanza a sí mismo y a su público.

En la Sala Guinea Ecuatorial de Casa África el cantante, intérprete de poesía escénica y artista versátil Moussa Abdallah Sissako, conocido como «Afroriginal», exhibe un espectáculo integrado por un vídeo, poesías, ‘slam’, fotografías y acuarelas.

Con estas diferentes formas de arte, ha explicado, cuenta la historia de un joven que se hace muchas preguntas, cuyas respuestas, en forma de cuentos musicales, encuentra en una máscara que le ofrece un árbol.

Se trata de un espectáculo dividido en siete capítulos en los que «Afroriginal» reflexiona sobre el sufrimiento del artista, la frustración, la migración africana hacia Occidente, la nostalgia, la soledad y la mística de las culturas africana y japonesa. EFE