El Defensor del Pueblo pide flexibilidad para favorecer la reconstrucción de La Palma

Los Llanos de Aridane (La Palma) (EFE).- El Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, ha pedido tras reunirse con representantes de nueve asociaciones de vecinos de La Palma afectados por el volcán y que las administraciones sean flexibles a la hora de interpretar leyes, de manera que favorezcan a la reconstrucción de la isla, y en especial del Valle de Aridane.

Ángel Gabilondo ha visitado La Palma para conocer la situación de las personas afectadas, con las que ha mantenido un encuentro, para escuchar sus quejas y demandas y poder mediar con las administraciones implicadas en el proceso de reconstrucción.

Gabilondo ha agradecido «la franqueza, la claridad y el compromiso» mostrado por los representantes de las asociaciones de afectados en la exposición de sus preocupaciones, y ha dicho que desde su organismo, se trabajará para fomentar la colaboración para que la prioridad a la hora de afrontar la reconstrucción sean las personas.

«Nosotros pedimos que se actúe coordinadamente entre administraciones», ha explicado el Defensor del Pueblo, algo que considera que se ha cumplido y que se ha trabajado entre ayuntamientos, Cabildo, Gobierno de Canarias y Ejecutivo español de manera conjunta.

Gabilondo ha reiterado que «mientras haya alguna persona que no esté bien, no podemos darnos por satisfechos», algo que ha sentido en la reunión con las asociaciones de afectados en las que ha descubierto «también el dolor, el sufrimiento, las necesidades, la impotencia y la incertidumbre de muchas personas».

Ante esta situación, el Defensor del Pueblo considera que en su mano está la labor de supervisar a la administración con «total autonomía», con especial atención a «algunos asuntos que inquietan mucho, como el acceso a la vivienda».

«Otro es el esfuerzo que hay que hacer tiene que ver con organización territorial», ha explicado Gabilondo, que ha insistido que «ahora se presenta una ocasión para hacer nuevos planes territoriales, pero hay que hacerlo contando con los ciudadanos.»

Que se haga más, mejor y hasta el final

Respecto a la legislación, Gabilondo ha pedido a las administraciones la mayor flexibilidad posible a la hora de aplicar las leyes en favor de las personas afectadas. «Es necesario que se tenga consciencia de que estamos ante una situación de emergencia y que hay personas en casos de extrema necesidad.»

«Aquí ha habido un problema muy serio y muchos ciudadanos, a los que agradezco enormemente, nos han dicho con claridad por donde les duele», ha declarado Gabilondo, que considera que se debe ser exigente con las administraciones, y pedir «que se haga más, que se haga mejor, y que se haga hasta el final sin dejar a nadie en situación de indefensión».

El miembro de la Plataforma de afectados por el Volcán Cumbre Vieja, Juan González, ha descrito el encuentro con el Defensor del Pueblo como «una nueva luz de esperanza que no queremos perder», y ha dicho sentirse «encantadísimo».

«Estamos perdiendo un poco la ilusión y la esperanza, pero esta reunión ha sido tan directa y tan amable que hemos empatizado rápidamente porque conocen nuestro sufrimiento», ha explicado González, que ha recordado que «ahora son ellos los que tendrán que darle palos a las administraciones».

Según el damnificado, «la prioridad en la reconstrucción deben ser las personas, y parece que es lo más importante tanto para ellos como para nosotros», ha explicado, reconociendo que será un proceso que «llevará tiempo, pero creemos que es el camino a seguir».

González ha dicho haber observado «la capacidad, tanto del Diputado del Común, como del defensor del pueblo para captar todo aquello que estamos sufriendo. Es una cosa que con las administraciones no sentimos». EFE