«La España Azul» documentará cómo afecta el plástico a las costas de todo el país

Adeje (Tenerife) (EFE).- El naturalista y explorador profesional Nacho Dean ha presentado este jueves, 12 de enero, su iniciativa «La España Azul», una expedición por la costa española que busca crear el primer mapa de basura marina del país y promover un nuevo modelo turístico basado en la recuperación.

Reconocido por haber dado la vuelta al mundo caminando y unido los cinco continentes a nado, Dean ha indicado durante la presentación, que ha tenido lugar en el sur de Tenerife, que ambas experiencias le hicieron ser consciente de «la gran contaminación por plástico» que existe a nivel mundial y la «deuda pendiente» que tiene la sociedad con la protección de los océanos en este sentido.

El explorador ha remarcado que en la actualidad la población española consume enormes cantidades de estos materiales de un solo uso cada año, de los que tan solo entre un 30 y un 38 % se recicla: «Vivimos en la era del plástico. Cada minuto es como si arrojásemos un camión lleno de basura al suelo».

Por ello, ha defendido que es necesario un cambio, ya que «para 2060, se espera que esta cantidad se triplique».

Tomando como ejemplo la propia isla de Tenerife, a su juicio, «un ejemplo» de lo que debe ser el planeta, porque es un territorio con «recursos limitados», Dean ha señalado que este cambio de actitud hacia la sostenibilidad puede comenzar por la apuesta por un «turismo recuperativo», que se base no solo en «respetar» lo que nos encontramos, sino en «hacerlo mejor» de cara a generaciones futuras.

«Se trata de conservar aquello que te encuentras», ha indicado el naturalista, «cuidando lo que visitas como si fuera tuyo».

Su proyecto, «La España Azul», representa la primera expedición llevada a cabo en barco a vela por las costas españolas, con el objetivo de documentar el estado de los ecosistemas marinos tanto de la Península Ibérica como de los archipiélagos de Canarias y Baleares, a través de la recolección de datos y muestras, poniendo el foco en el problema del plástico.

Asimismo, también busca apoyar la declaración de al menos el 30 % de las costas del país como parques naturales marinos y áreas marinas protegidas.

De esta forma, durante diez meses el equipo capitaneado por Dean recorrerá ciudades costeras, desembocaduras de ríos y zonas prístinas apoyándose en dos pilares: la ciencia y la divulgación de sus acciones, a través de visitas al propio barco, limpiezas en playas y charlas.

Respecto a estas limpiezas de enclaves costeros, el director de la iniciativa ha explicado que no están centradas en la higienización de las playas en sí, sino en determinar qué objetos aparecen con mayor frecuencia: «Hasta el momento, hemos encontrado 66 tipos de elementos diferentes arrojados en estas zonas».

La travesía dio comienzo el pasado mes de septiembre en el País Vasco y finalizará en Cataluña en julio, tras pasar por el resto de comunidades autónomas españolas.

A raíz de los datos que recabe con este recorrido, Dean pretende paliar «la falta de estudios» que hay sobre los la contaminación por plásticos y microplásticos, puesto que, aunque la situación esté en un punto «crítico» y sea una «tarea titánica» revertirla, la sociedad es «poco consciente» de la afección real de esto sobre el planeta.

En este sentido, aunque reconoce que el esfuerzo debe ser «a gran escala», confía en que a través de la comunicación de la expedición que encabeza, la sociedad y las grandes empresas «sean conscientes y se sumen al cambio».

«La España Azul» cuenta con el apoyo de la Fundación Ocean Born, organización española creada para combatir el cambio climático centrándose en la salud del océano. EFE