Dimite el presidente del PP de Salamanca, investigado en el caso primarias



Salamanca (EFE).- El presidente del PP de Salamanca, Javier Iglesias, investigado en el ‘caso primarias’ sobre la supuesta financiación ilegal del partido salmantino en el marco de las primarias de 2017 que desembocaron en la elección como candidato del PP del actual presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha renunciado este viernes a la presidencia del partido y la deja en manos de una gestora hasta la celebración de un próximo congreso, aunque seguirá como presidente de la Diputación salmantina.


La decisión la ha dado a conocer en la reunión que está manteniendo el comité ejecutivo provincial, donde se están configurando los comités electoral y de campaña ante los comicios municipales del próximo año.


Iglesias ha asegurado este viernes, en rueda de prensa tras celebrar el comité ejecutivo, que esta decisión «la había tomado hace mucho tiempo» y que es una medida «personal, muy meditada y muy razonada».


Ha agregado que la ha aplazado por «situaciones más o menos conocidas», que le ha llevado muy a su «pesar» a aumentar «el ciclo al que estaba llamado» para dirigir el PP de Salamanca.

El ya expresidente del PP de Salamanca, Javier Iglesias. EFE/Nacho Gallego


«Hemos tenido que estar al frente del PP durante este año y pico, cuando por cuestiones que todos conocemos se ha alargado mi presidencia en esta última etapa», ha agregado refiriéndose así a que en mayo de 2021 había acabado el periodo de cuatro año por el que fue elegido como presidente provincial.


En este sentido, ha añadido que ha facilitado «el tránsito» de liderazgo, aunque también ha afirmado que será «a partir de ahora una gestora» la que dirija el partido, y que se va de la dirección de la misma manera con la que llegó, «con discreción y humildad».


Sin referirse ni a su condición de investigado judicialmente ni al surgimiento de una corriente crítica en el PP de Salamanca que demanda la celebración del congreso provincial, Javier Iglesias ha asegurado que está convencido de que su renuncia «es lo mejor para el PP», porque «los liderazgos consisten en eso, en dar lo mejor de sí mismo y dejar paso, como la vida misma».


Iglesias ha recordado a los críticos, aunque no los ha citado, al afirmar que el objetivo del PP «no ha sido ganar congresos, ni el quitarte tú para ponerme yo», sino que para él el partido siempre ha buscado «ganar elecciones y servir honestamente a los ciudadanos».


Preguntado por los periodistas sobre si ya hay fijada una fecha para el congreso provincial que elija un nuevo presidente, ha asegurado que a los ciudadanos «no les interesa el calendario», sino que quieren que se tengan «a los mejores candidatos».
Por ello, ha recomendado al PP autonómico y nacional que «focalicen sus esfuerzos en hacer unas buenas candidaturas», porque «cuando un partido habla de sí mismo, es malo».


También ha sido preguntado sobre si estará en alguna lista en las elecciones municipales y ha respondido: «probablemente sí. Es probable».


Investigación judicial


La investigación judicial sobre el denominado caso primarias del PP de Salamanca está a la espera de que el Tribunal de Cuentas remita un segundo informe sobre las donaciones recibidas por el partido en esta provincia en el proceso de las primarias autonómicas en 2017.


El Ministerio Público envió un escrito al órgano fiscalizador para conocer si el dinero entregado por diferentes cargos del PP de Salamanca para pagar las cuotas no abonadas de los afiliados para que pudieran participar así en estas primarias fueron donaciones finalistas que incumplieron la Ley de financiación de partidos.


No obstante, en marzo de este año, el Tribunal de Cuentas rechazó abrir un procedimiento sancionador contra el PP por este caso y concluyó que los ingresos en metálico recibidos en la cuenta del partido para poner al día las cuotas de afiliados para que pudieran así participar en las primarias que el PP celebró en 2017 no son donaciones.


Mientras tanto, el Juzgado de Instrucción número dos de Salamanca mantiene en calidad de investigados al presidente del PP de Salamanca, Javier Iglesias; a la gerente del partido, Isabel Sánchez; y al propio partido, como persona jurídica por una supuesta financiación ilegal en el marco de las primarias de 2017.

El hasta ayer presidente del PP de Salamanca, Javier Iglsias, (i), junto con el presidente del PP de Castilla y León y del Gobierno autonómico, Alfonso Fernández Mañueco (d).EFE/J.M.García


Hace apenas veinte días, el presidente de la Junta de Castilla y León y del PP autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró que tenía «confianza plena en la justicia» ante la decisión que tomó la Audiencia de Salamanca de confirmar las investigaciones, a lo que añadió: «Veremos cómo termina todo…».


El presidente del PP de Castilla y León recordó que «este asunto» tiene su origen «hace tres años y algo más de cinco meses» y que él «siempre ha dicho lo mismo»: «Confianza plena en la justicia».


Movimiento crítico


A este procedimiento judicial se le une la disputa interna por el control del partido, ya que un grupo de 140 militantes del PP de Salamanca pidió, a través de un escrito remitido a la dirección nacional del partido, que se convocar un congreso provincial, que tendría que haberse celebrado el pasado año.


Esta situación fue trasladada al Juzgado de Primera Instancia número seis de Salamanca por una afiliada ante la demora del congreso provincial y por la falta de respuesta del Comité de Derechos y Garantías.


Así, el próximo día 14 de diciembre está prevista la celebración de una vista judicial para determinar si se aplican medidas cautelares, como la celebración del congreso provincial.EFE