La Junta descarta deflactar el IRPF como otras autonomías


Valladolid (EFE).- El portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, ha defendido este jueves la propuesta de bajada de impuestos planteada en esta Comunidad, que incluye una bajada de unos 35 euros anuales por contribuyente en el IRPF, frente a la opción de la deflactación -adaptar los tramos a la inflación-, como han anunciado País Vasco y Comunidad Valenciana, entre otras.


En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, preguntado por la ‘guerra fiscal’ entre autonomías, Carriedo ha sostenido que Castilla y León no está «en ninguna guerra fiscal».

El consejero de Economía y Hacienda y portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, comparece en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. EFE/ Nacho Gallego

«Fuimos los primeros» en anunciar una bajada de impuestos cuando se constituyó el Gobierno autonómico de coalición entre el PP y Vox y cuando aprobó el proyecto de ley de bajada de impuestos el pasado 15 de septiembre.

Impuesto de solidaridad: subida de impuestos


Carriedo ha rechazado analizar de forma profunda la propuesta de fiscal presentada este jueves por el Gobierno, al no haberla estudiado aún, aunque ha apostillado que tiene la «impresión de que siempre que el Gobierno emplea algún adjetivo calificativo positivo, lo que está planteando es subir impuestos«, en referencia al término «impuesto de solidaridad».


«Es sinónimo de subir impuestos», ha reiterado el consejero de Economía y Hacienda, quien ha celebrado que la «filosofía» que parece prosperar entre las autonomías es la de la bajada de impuestos, independientemente de la «ideología» de cada gobierno.


Sobre la posibilidad de que, en el trámite parlamentario del proyecto de ley de bajada de impuestos, los grupos puedan incorporar enmiendas para plantear la supresión del impuesto de Patrimonio -como en Andalucía y Madrid-, como pide Vox, o para incorporar modificaciones vinculadas al IRPF -deflactación-, como propone el PP a nivel nacional, Carriedo ha dicho que la Junta ha hecho ya su parte del trabajo y ahora los grupos pueden incorporar lo que consideren oportuno.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León y líder autonómico de Vox, Juan García Gallardo (c), abandona el hemiciclo. EFE/ Nacho Gallego


Preguntado por la aprobación del techo de gasto y el proyecto de ley de presupuestos para 2023, Carriedo ha insistido en la idea de que lo que busca la Junta es un «buen presupuesto», más allá de cumplir o no el plazo establecido en el Estatuto de Autonomía para presentar el proyecto de ley -15 de octubre-.EFE

Edición web: Óscar R. Ventana