La excúpula de Banco de Valencia irá a juicio por la quiebra de la entidad

Madrid/València (EFE).- El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal ha acordado la apertura de juicio oral contra el expresidente de Banco de Valencia José Luis Olivas, que fue president de la Generalitat con el PP entre 2002 y 2003, y el ex consejero delegado Domingo Parra por falsedad contable en los ejercicios 2009 y 2010, que llevó a la intervención de la entidad.

En un auto, el titular del juzgado central de instrucción número 1 incluye como responsables civiles subsidiarios a Bancaja, accionista mayoritario de Banco de Valencia; Bankia, entidad en la que se integró Bancaja; su matriz BFA y la auditora Deloitte, y acuerda la apertura del juicio.

El Banco de España intervino el Banco de Valencia a finales de noviembre de 2011, al detectarse un agujero de capital de unos 600 millones que se subsanó con una aportación de 1.000 millones del FROB, antes de adjudicarse en subasta a CaixaBank.

El informe de la Fiscalía

En su informe, la Fiscalía Anticorrupción solicita para Olivas y Parra una pena de tres años y nueve meses, al entender que pese a las recomendaciones del Banco de España, la política expansiva marcada por el consejo de administración del banco e implementada por Parra se mantuvo basándose en la aplicación de políticas de crédito caracterizadas por su «escasa prudencia y elevado riesgo».

Ante «reales» malos resultados del ejercicio 2009 se optó por efectuar una práctica contable dirigida a mantener una imagen de solvencia y rentabilidad de la entidad que no se correspondía con la realidad del estado de la misma.

Un entonces presidente del Banco de Valencia José Luis Olivas (i) y el que fuera consejero delegado Domingo Parra, en una imagen de archivo. EFE/Kai Försterling

Entre otras prácticas, la Fiscalía detectó que se autorizaron refinanciaciones a promotores inmobiliarios que de otra forma no podrían cumplir con el pago de sus cuotas, se asumió la práctica totalidad del riesgo de una serie de proyectos inmobiliarios a largo plazo en los que existían importantes dudas sobre su rentabilidad y se adjudicaron activos en pago de deudas no procediendo a la adecuada contabilización del valor de los mismos.

Asimismo pese a que muchas de sus operaciones se encontraban defectuosamente documentadas, no se realizaron provisiones por dotaciones conforme a la normativa, y se autorizaron operaciones en contra de los intereses de la propia entidad por parte de sus máximos responsables, en connivencia -en ocasiones- con directivos y empleados.

Otro juicio

Parte de ellas han derivado en otros procedimientos penales por posibles delitos de administración desleal.
Todo ello se tradujo en la aprobación de unas cuentas anuales, las de los ejercicios 2009 y 2010, que no reflejaban la imagen fiel, pues se basaban en ajustes contables dirigidos a «maquillar» tales resultados.

José Luis Olivas -que también fue vicepresidente del Gobierno valenciano y concejal del Ayuntamiento de València- figura entre los absueltos en el juicio por la salida a bolsa de Bankia; en cuanto a Domingo Parra, el pasado mes de agosto resultó absuelto en la causa sobre la operación inmobiliaria Costa Bellver, en Oropesa del Mar (Castellón).

Edición web: Macarena Lázaro