El cantante Quevedo durante el concierto ofrecido este viernes en el Wizink Center de Madrid, el que es su primer baño de masas en solitario. EFE/ Kiko Huesca

Quevedo ya sabe dónde quiere estar

Marcel Guinot Vellón |

Madrid (EFE).- En una actuación que le consolida como exponente de la música en español e ídolo de masas, Quevedo se ha deshecho de la etiqueta del ‘hombre de un éxito’ y ha entusiasmado a las 17.000 personas que han acudido este viernes a su bautizo en el Wizink center de Madrid, donde el canario ha manifestado que donde quiere estar, además de en su casa con vistas al mar, es en el escenario.

Se recuerdan pocas carreras de éxito tan fulgurante como la de Pedro Domínguez Quevedo, nacido en Madrid en 2001 pero criado en Las Palmas de Gran Canaria desde los 5 años, la isla que lleva por bandera y reivindica a cada segundo de su vida artística, hoy acostumbrado a los primeros puestos de los tops nacionales e internacionales en plataformas digitales.

La historia de su ascenso es conocida: un gran pico de viralidad en 2021 por su verso en el remix de ‘Cayó la noche’, que alcanzó el número 1 en el Top 50 España de Spotify y empezó a arrastrar al público hacia sus temas anteriores; la publicación inmediata de canciones sucesivas que labraron un importante fenómeno fan; y el éxito internacional en 2022 de ‘Quédate’, la sesión número 52 con el productor argentino Bizarrap.

Primer álbum de estudio

Concierto de Quevedo
El cantante Quevedo durante el concierto ofrecido en el Wizink Center de Madrid. EFE/ Kiko Huesca

De ahí surge ‘Donde quiero estar’, su primer álbum de estudio, un compendio de 16 temas donde el amor, el sexo y las dudas sobre el estrellato inundan ritmos fundamentalmente latinos, con gran presencia de reggaeton pero apostando también por sonidos más electrónicos, siguiendo la última estela creativa de países como Puerto Rico.

Este viernes, Quevedo ha reventado el corsé reduccionista de ‘Quédate’ y se ha descubierto como un artista imprescindible para la música en español, con una nutrida lista de invitados de primer nivel y una actuación hecha por y para el disfrute del respetable.

Enfundado en una chaqueta marrón con las iniciales LPGCYN a la espalda (Las Palmas de Gran Canaria, You Know), como cargando el peso de representar a los suyos, el canario ha subido al escenario -un cuadrado situado en medio de la pista- y se ha lucido sin coristas, acompañado en la lejanía por el prolífico productor gaditano Kiddo Manteca, al mando de los controles.

La sobria escenografía y el juego de luces, tímido, no ha hecho más que agrandar su puesta en escena a lo largo de las dos horas en las que ha deambulado por el escenario, a veces con cara de despistado, como evadiéndose de su responsabilidad en la construcción de semejante bullicio.

El de Quevedo es un concierto para perrear, saltar y gritarle algo a quien te acompaña, aun sabiendo que no lo va a entender ni a costa de su tímpano, o para comerle la boca a tu pareja, o para agarrar del cuello a tu amigo y bailar con él hasta chocarte con las diez personas que te rodean.

Rodeado de amigos

Decidido desde el inicio, ha hecho sonar éxito tras éxito, como ‘Ahora qué’, ‘Respuesta cero’ o ‘Piel de Cordero’, acompañado en este último tema por su amigo y cantante La Pantera, así como por Juseph en ‘Chamaquita’, dos de los artistas que le han visto crecer y con quienes comparte la canción original de ‘Cayó la noche’ junto al productor BDP Music.

Y ha subido a otros paisanos como Cruz Cafuné, con quien ha interpretado una de las canciones que formarán parte del nuevo trabajo del tinerfeño, el tan esperado ‘Me muevo con dios’, que verá la luz este mes de mayo, aunque sin fecha confirmada.

Por la tarima también han pasado JCReyes, para cantar ‘Muñeca’; Lola Índigo, con quien ha hecho sonar ‘El tonto’, y Maikel Delacalle y su ‘Mi nena remix’, que ha finalizado en un a capella atronador por parte del público, mientras que con Linton al piano ha vivido un momento íntimo, quizá el único de la noche, al quedarse ambos, vestidos de blanco y solos, interpretando ‘Me falta algo’.

Quevedo le ha regalado un recuerdo único a Saiko, prometedor artista granadino que este 2023 se dirige viento en popa hacia lo más alto, al invitarlo al escenario para cantar, en solitario y ante 17.000 personas, su ‘hit’ ‘Supernova’, que actualmente ocupa el número 1 del Top 50 España.

‘Quédate’, de cierre

Y ha dejado para el final una de las canciones más especiales de su carrera, que pone rostro al momento dulce por el que pasa la música en las Islas Canarias: todos y cada uno de los artistas de ‘Cayó la noche remix’ -Bejo, La Pantera, Juseph, Cruz Cafuné, Abhir Hathi, El Ima, BDP Music y el propio Quevedo- juntos para colonizar la península a ritmo de reggaeton.

Aunque el cierre, como no podía ser de otra manera, ha sido con ‘Quédate’ y todos los artistas invitados saltando y empujando al público, en la última palabra de Quevedo ante el público madrileño, que le pedía, siguiendo la letra, que se quede allí un rato más.

Después de esta noche, lo que queda claro es que Quevedo sabe dónde quiere estar.

YouTube player