Un tesoro de 473 monedas de la época tardoromana para el Museo de Ciudad Real

Ciudad Real, 14 oct (EFE).- El Museo de Ciudad Real ha recibido este viernes un tesoro compuesto por 473 monedas de bronce de la época tardoromana que fueron halladas en el Cerro de los Miradores, en el término municipal de Caracuel de Calatrava.

Las 473 monedas (de entre 5 y 6 gramos de peso cada una) fueron localizadas en un recipiente de cerámica, de unos 30 centímetros de altura y deteriorado.

«Ahora habrá que restaurarlas y limpiarlas», ha señalado el arqueólogo José Luis Fuentes, director de la excavación donde fueron encontradas las monedas, quien asegura que se trata de un depósito monetal «único en la región» que, además, se presenta de manera «muy coherente» y podría ser «la punta del iceberg» de un tesoro mayor.

Porque, según ha apuntado, «si la persona que lo guardó era adinerada posiblemente guardaría no sólo monedas de bronce, como las encontradas, sino que podría haber otros posibles contenedores de oro y plata que están por encontrar», asegura Fuentes.

Ha explicado que este hallazgo ha sido posible gracias a nuevas técnicas de estudio en los yacimientos arqueológicos en los que el empleo de georradares es fundamental.

El arqueólogo ha calificado el espacio de 6,8 kilómetros cuadrados de Caracuel de Calatrava como la «reserva arqueológica de la provincia de Ciudad Real», donde se encuentra un poblado de la Edad del Bronce y un ‘Oppidum’ de casi 8 hectáreas como es el cerro de Los Miradores, «perfectamente conservado, con sus torres, puertas, murallas y acrópolis».

«También hay un barrio denominado ‘vicus’, o posiblemente una gran mansión o establecimiento que aparece en el itinerario Antonino, y junto a ello un poblamiento visigodo, un poblamiento islámico y un castillo que ponen de relevancia la importancia de esta zona donde se cree que se cruzaban las calzadas de Toledo a Córdoba y de Extremadura a Levante», ha añadido.

Por su parte, el director del Museo de Ciudad Real, José Ignacio de la Torre Echávarri, se ha congratulado de que un conjunto excepcional y el primer tesoro de época tardoromana de estas dimensiones entre en el museo.

Ha recordado que los hallazgos de tesoros anteriores fueron en los años 30 y 40 del siglo pasado, coincidiendo con la guerra civil o después, y casi todos se dispersaron y no fueron a parar a instituciones, por lo que contar con esta colección es un motivo inexcusable para visitar el museo.

En el acto donde se ha dado a conocer los detalles de este hallazgo han asistido también la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez; el alcalde de Caracuel, Ismael Laguna; y la viceconsejera de Cultura, Ana Muñoz.