Un tren momentos antes de la salida de la estación de tren Gare do Oriente de Lisboa el 2 de septiembre de 2021. EFE/EPA/RODRIGO ANTUNES

Portugal “aparca” unir con AVE Lisboa-Madrid y busca reducir el trayecto a 5 horas

Lisboa, 17 ene (EFE).- La conexión de alta velocidad entre Lisboa y Madrid no es una prioridad para Portugal, aunque el país trabaja para “acercar” ambas capitales ibéricas por tren con el objetivo de reducir la duración del viaje a corto plazo.

“Estamos trabajando para, en dos años, llegar a reducir a cinco horas el recorrido entre Madrid y Lisboa” en ferrocarril, explicó hoy a EEFE Miguel Cruz, presidente del ente público Infraestructuras de Portugal (IP).

Para lograrlo, Portugal trabaja en la electrificación de su red ferroviaria en el Alentejo, frontera con Badajoz, con la vista puesta en la mejora del transporte tanto para pasajeros como para mercancías.

Una vez concluido el trabajo, agregó Cruz, “estarán creadas las condiciones que permitirán hacer la conexión” en cinco horas entre Lisboa y Madrid, las únicas capitales de países vecinos miembros de la UE que no están conectadas por un tren directo.

Un viaje ahora entre Lisboa y Madrid obliga a tomar tres trenes y demora unas nueve horas. Algo menos de lo que tardaba el Lusitania, el nocturno que ligaba ambas capitales en diez horas antes de la pandemia y que no ha sido restablecido.

El eje atlántico

Ahora, apuntó Cruz, la prioridad de Portugal es avanzar en la alta velocidad del eje atlántico, que ligará Lisboa con Vigo a través de Oporto.

Es un proyecto en tres fases que comenzará a ser visible en 2026 y que estará concluido en 2030, según el responsable de IP.

El diseño del último tramo, que unirá Oporto y Lisboa, está aún abierto porque dependerá, en buena medida, de la decisión final sobre la ubicación del nuevo aeropuerto de la capital lusa.

Cruz participó hoy en un foro sobre las conexiones ferroviarias ibéricas organizado en Lisboa por la Cámara de Comercio e Industria Portuguesa y la Cámara de Comercio Luso-Española.

Un proyecto fallido

La alta velocidad entre Lisboa y Madrid es un debate abierto en Portugal que se remonta a finales del siglo pasado, cuando se preveía que las capitales ibéricas estarían unidas por un AVE en 2013.

La gran crisis que sacudió Portugal hace una década tumbó los planes y, desde entonces, se han multiplicado las opiniones a favor y en contra del proyecto, como la del alcalde de Lisboa, el conservador Carlos Moedas, que considera “esencial” un tren a Madrid, o el de Oporto, el independiente Rui Moreira, quien en una reciente entrevista con Efe apostó por una conexión de alta velocidad hasta la capital española a través de Oporto y Vigo.