Adif ha completado los trabajos de reparación de la catenaria averiada en las inmediaciones de Monteagudo de las Salinas (Cuenca). EFE/Adif

Recuperada la circulación de trenes de alta velocidad entre Madrid y Levante

Madrid (EFE).- La circulación de los trenes de alta velocidad que enlazan Madrid con Valencia, Alicante y Murcia ha quedado restablecida a las 6.00 horas de este sábado una vez solucionadas las incidencias que obligaron a suspender el servicio durante todo el viernes, lo que afectó a las tres operadoras que dan servicio en esta línea (Renfe, Ouigo e Iryo).

Según han informado Adif y Renfe en sendos comunicados, desde las 6.00 horas ha quedado restablecida la circulación por ambas vías una vez que han concluido las labores de reparación de la catenaria, que este viernes sufrió varias incidencias en las inmediaciones de Monteagudo de las Salinas (Cuenca).

La confluencia de cuatro incidencias en el mismo tramo, independientes entre sí, en un intervalo de poco más de tres horas, provocó la suspensión de la circulación entre Monteagudo de las Salinas y Bifurcación Albacete, explica Adif, que detalla que de no haberse producido esta suma de incidencias, se habría podido mantener la circulación de trenes por la línea.

Adif investiga las incidencias de energía que suspendieron trenes

Adif está investigando las incidencias en el suministro eléctrico que obligaron a suspender la circulación de los trenes. En declaraciones a EFE Televisión, el director general de Circulación de Adif, José Estrada, ha explicado este sábado que desde las 6 de la mañana los trenes circulan con “total normalidad”.

YouTube player

Estrada ha recordado que ayer concurrieron cuatro incidencias que por separado no habrían tenido una repercusión importante pero que juntas llevaron a la suspensión del trafico al no quedar ninguna vía operativa.

Dos de las incidencias fueron “puntuales y se resolvieron en menos de una hora” mientras las otras dos, las relacionadas con el suministro eléctrico, “tienen unas causas más complejas que están en investigación”, ha añadido.

El director general de Circulación de Adif ha señalado que se ha trabajado intensamente durante toda la noche, lo que ha permitido recuperar a primera hora el servicio en esta línea.

Cuatro incidencias en el mismo tramo

La primera incidencia se registró a las 8:19 horas, al quedar detenido un tren en la señal de entrada de Monteagudo de las Salinas. A las 8:20h, se detectó una incidencia de desvíos en el mismo sitio.

La tercera incidencia se produjo a las 08:47 horas, por una falta de tensión eléctrica derivada de una avería de varios vanos de catenaria en la vía 1 entre Monteagudo y Bifurcación Albacete, que obligó a circular en vía única (la vía 2) en este tramo.

A las 11:56 horas, una nueva incidencia en el sistema de electrificación (pantógrafo/catenaria) obligó a la suspensión de la circulación por las dos vías de este mismo tramo de la LAV Madrid-Comunitat Valenciana y Región de Murcia.

A lo largo de todo el viernes los equipos de mantenimiento de Adif han trabajado en la reposición del servicio coordinados con las empresas ferroviarias, que retiraron los trenes que habían quedado detenidos en el tramo de vía afectado.

Estos trabajos se aceleraron a partir de las 22:00 del viernes, cuando las vías quedaron totalmente liberadas de trenes, y tras concluir las labores se han revisado todos los elementos que conforman la infraestructura ferroviaria.

Tras la recuperación de la circulación, Adif analiza las causas concretas de las diferentes incidencias.

Atención a los pasajeros

Mientras se abordaba la reparación de la incidencia, Adif desplegó un dispositivo informativo para viajeros en las estaciones que discurren por esta línea de alta velocidad, y durante esta noche se ha mantenido abierta la estación de Madrid-Chamartín Clara Campoamor para acoger a viajeros; además, en la estación Madrid-Puerta de Atocha Almudena Grandes se habilitó una sala para los viajeros que llegaban de Albacete por la red convencional.

También se gestionó la ampliación del horario comercial de algunos locales de restauración de Chamartín para poder atender a los pasajeros.

Renfe, por su parte, ha explicado que en el momento en que se produjeron las incidencias tenía en circulación 9 trenes en diversos recorridos en los dos sentidos en los trayectos Valencia-Madrid, Madrid-Alicante, Santander-Alicante y Madrid-Murcia, ocupados por un total de 1.824 viajeros, que quedaron detenidos en el trayecto.

Para todos ellos Renfe dispuso desde el primer momento un dispositivo de trenes y autobuses. En concreto, cinco autobuses se utilizaron para trasladar a los viajeros del AVE detenido hasta Cuenca, y posteriormente los mismos vehículos llevaron a viajeros por carretera desde Cuenca a Valencia.

Otros tres autobuses realizaron varios viajes, a modo de lanzaderas, entre Albacete y Cuenca, para posibilitar transbordo entre trenes que estaban en ambas estaciones y poder continuar a destino.

Y otros dos autobuses más en Madrid permitieron llevar a pasajeros con destino Valencia y Alicante, para trasladar viajeros que venían del norte de España en trenes pasantes hacia Levante y que no podían circular desde Madrid a destino por la avería en la línea.

Además, se emplearon 25 taxis para viajeros que se apearon en Madrid procedentes de esos mismos trenes y que tenían como destino ciudades cercanas a la capital, y siguieron funcionando los trenes de media distancia por vía convencional, desde Albacete hacia Madrid.

Desde las 11:56 horas, momento de la suspensión total de las circulaciones en la línea, Renfe, además, se puso en contacto con todos los viajeros de los trenes cuya circulación estaba programada a lo largo del día para anunciarles la incidencia y ofrecerles cambios o anulaciones de los billetes sin ningún coste.