Seat-Volkswagen acepta el PERTE e invertirá 10.000 millones de euros con sus socios

Barcelona, 9 nov (EFE).- El grupo Seat-Volkswagen ha comunicado este miércoles que acepta el PERTE del vehículo eléctrico, con lo que sigue adelante su proyecto industrial para España que prevé movilizar 10.000 millones de euros en inversiones, que incluyen la construcción de la gigafactoría de baterías de Sagunto (Valencia).

Hoy es el último día hábil para que todas las empresas a las que se le adjudicaron fondos del PERTE comuniquen si las aceptan y el grupo Volkswagen ha agotado este plazo, después de semanas de negociaciones con el Ejecutivo y con las comunidades autónomas donde tiene previsto invertir para encajar sus planes.

«Hoy es un día histórico. Damos un paso estratégico. Hemos aceptado la resolución del PERTE», ha anunciado el presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths en un vídeo hecho público este miércoles y grabado desde Casa Seat, en Barcelona.

El proyecto que lidera Seat y el grupo Volkswagen es el que más fondos consiguió de esta primera edición del PERTE del vehículo eléctrico y conectado, un total de 397 millones de euros, una cifra que se quedó muy por debajo de sus expectativas.

El proyecto de Volkswagen y sus socios contempla la electrificación de las plantas de Martorell (Barcelona) y Lambaden (Pamplona) y la construcción de una gigafactoría de baterías en Sagunto (Valencia).

Griffiths ha destacado que el consorcio alemán, junto con los más de 60 socios del proyecto Future: Fast Forward (FFF) «invertiremos conjuntamente 10.000 millones de euros en España» y ha confirmado que «España tendrá su primera planta de baterías en Sagunto».

«Es un primer paso y ahora seguiremos buscando soluciones para desarrollar nuestro ambicioso plan de electrificación», ha subrayado el máximo directivo de Seat, que ha afirmado que el proyecto «ayudará a crear miles de empleos» y «va a democratizar el acceso a la movilidad sostenible en Europa, con coches eléctricos made in Spain».

La confirmación de todo el proyecto que lidera el Grupo Volkswagen llega después de semanas de incertidumbre y de que incluso trascendiera que el grupo alemán podría abandonar el plan de la gigafactoría de Valencia ante la insuficiencia de las ayudas públicas.

Griffiths calificó la semana pasada de «insuficiente» la partida del PERTE y avanzó que estaba buscando «soluciones» para ampliar las ayudas públicas, para lo que está en conversaciones con las comunidades de Cataluña, Valencia y Navarra.

«La aceptación (del PERTE) es muestra de nuestro firme compromiso con España y Europa», ha dicho este miércoles.

El Ministerio de Industria adelantó hace unos días que a principios de año se abriría un segundo PERTE, con lo que se abre la posibilidad de una segunda ronda de ayudas.