Una mujer ha fallecido y diez personas han resultado intoxicadas leves. EFE/Comunidad de Madrid

Trasladados 74 usuarios de la residencia que sufrió un incendio en Torrelodones en el que falleció una persona

Madrid (EFE).- La Consejería de Familia, Juventud y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid ha trasladado a 74 usuarios de la residencia de Torrelodones que sufrió ayer un incendio que se saldó una muerte -una mujer de 53 años- y diez personas intoxicadas leves- a distintos centros próximos.

Fuentes de Guardia Civil apunta que aún es “muy pronto” para determinar el origen del suceso.

Los servicios de emergencias recibieron una llamada de aviso a las 19:35 horas de este sábado que alertaba de un incendio en la calle Jasminez, en el municipio de Torrelodones, en la residencia San Francisco de Asís que pertenece a los Hnos. Franciscanos de la Cruz Blanca, se ocupaba de personas con discapacidad intelectual en estado de envejecimiento prematuro.

Según han indicado fuentes de la Guardia Civil, en la noche de ayer se procedió al precinto de la residencia y el equipo de Policía Judicial de Collado Villalba está llevando a cabo la habitual inspección ocular para evaluar el estado del siniestro.

Aún es “muy pronto” para determinar una hipótesis sobre lo que provocó el fuego

Asimismo, han avanzado que aún es “muy pronto” para determinar una hipótesis sobre lo que provocó el fuego.

Según han indicado a EFE fuentes regionales, se ha procedido al traslado de los residentes a las espera de que se confirme el estado del edificio a otros centros públicos de Las Rozas, Colmenar Viejo y Villaviciosa de Odón.

En total ha sido 74 personas, de las cuales 38 han ido a Las Rozas, 15 en Colmenar y 21 a Villaviciosa. Cuatro de los residentes han ido a casa de sus familiares.

En declaraciones remitidas a los medios, el director de la residencia pública de Las Rozas, Fernando Amado, ha indicado que fue a partir de las doce de la noche cuando recibieron a los residentes que “fueron muy bien acogidos por el personal de la residencia”.

“Venían un poco desconcertados, pero venían un poco desconcertados, pero a la vez sorprendidos, y alguno de ellos incluso alegres diciendo que tenían ganas de cenar, cenaron y la mayoría no se extrañó demasiado”, ha relatado el director.