Igualdad pide revisar el sistema de protección de víctimas de maltrato tras el repunte de asesinatos

Madrid (EFE).- El Ministerio de Igualdad ve necesario un análisis del Sistema de Seguimiento Integral en los Casos de Violencia de Género (VioGén) para que contenga mayor información sobre medidas judiciales, después del repunte de asesinatos machistas del mes de diciembre, en los que la mitad de las víctimas había presentado denuncia.

Igualdad ha reunido este miércoles por primera vez al comité de crisis (que aglutina a los Ministerios de Interior, Justicia e Igualdad, las comunidades autónomas donde se han registrado los crímenes y las Unidades de Violencia), tras el repunte de asesinatos machistas registrados este mes, que ascienden a 8 (hay dos casos más en investigación) y que elevan la cifra total de 2022 a 46 mujeres asesinadas.

Tras la reunión, la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, ha calificado la situación de «extrema gravedad» y ha hecho un llamamiento a instituciones y a la sociedad para que estén «alerta» de cara a los próximos días festivos, puesto que la experiencia demuestra que son las fechas en las que se acumulan un mayor número de crímenes machistas.

«Con las vidas de estas mujeres encima de la mesa sólo podemos pedir alerta, extremar la precaución y todos los actores e instituciones debemos trabajar sin descanso para intentar anticiparnos a cualquier situación», ha pedido Rodríguez, que ha hecho un llamamiento a la sociedad para que no menosprecien indicio de violencia.

La secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez. EFE/Fernando Alvarado

Aunque desde el Ministerio que dirige Irene Montero creen que no se deben dar respuestas «en caliente» y que es necesario un análisis pausado de la situación, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha apuntado la necesidad de revisar el sistema VioGén, que coordina el Ministerio del Interior.

La mitad de las mujeres asesinadas en diciembre habían denunciado

Rosell ha recordado que la mitad de las mujeres asesinadas este diciembre habían presentado denuncias contra su presunto agresor, lo que, a su parecer, demuestra que el protocolo de protección de las víctimas debería «ir más allá» para «mejorar el sistema de prevención».

En este sentido, ha destacado la necesidad de reforzar la coordinación judicial y policial y ha subrayado la importancia de que cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado se nutran de la cooperación institucional para dar información más detallada sobre cada caso.

Por su parte, la secretaria de Estado de Igualdad ha recalcado que los asesinatos se han dado «porque existen asesinos» y ha pedido poner el foco en el agresor y «analizar cómo llega la información desde los distintos lugares».

Rodríguez se ha referido al caso de la mujer de Madrid, enferma de esclerosis, y a la que su marido dejó morir en casa tras una caída. «Es un caso particularmente doloroso. Creo que ahí podemos ver un caso práctico de cómo en algunas actuaciones hubiéramos podido tener constancia de otro modo o derivar de otro modo».

Rosell ha instado a adoptar medidas especializadas para las mujeres con mayor vulnerabilidad, dado que entre las víctimas de este mes de diciembre había una mujer con discapacidad, otra con historial de adicciones, una octogenaria y una mujer extranjera en situación administrativa irregular.

«Debemos procurar a cada víctima la puerta que mejor se ajuste a su situación de violencia» y garantizar que «ninguna va a pasar por debajo de los radares del sistema», ha insistido Rosell.

También han puesto el foco en la formación de todos los actores que participan en la lucha contra la violencia de género. «Hay que esforzarse más, nunca es suficiente», ha apostillado.