La jueza pone en libertad provisional a la joven que robó un bebé en Bilbao

Bilbao (EFE).- La jueza de guardia ha ordenado este sábado la libertad provisional, sin medidas cautelares, de la presunta autora del secuestro de un bebé recién nacido el pasado miércoles en el Hospital de Basurto, en Bilbao, según han informado a EFE fuentes judiciales.

La joven, de 24 años, que ha sido puesta a disposición judicial a media mañana, tras pasar dos días en dependencias policiales, ha reconocido los hechos ante la jueza y ha pedido ingresar en un centro psiquiátrico, según señalaba su abogado, Andrés Falceto, a los medios de comunicación antes de conocerse la decisión de la magistrada.

Sobre las 20:20 horas de la tarde, la joven ha salido de los juzgados cubierta con una capucha y con una mascarilla que le cubría la cara, acompañada por familiares y su abogado.

En esta ocasión, el letrado no se ha parado a hacer declaraciones a los periodistas, que durante horas han esperado en el exterior de los juzgados la decisión judicial.

Los informadores han acompañado durante un trayecto a la joven y al letrado, con el visible enfado de la allegada que la acompañaba, quien ha recriminado a los periodistas su actitud.

En su declaración ante la jueza de guardia, la presunta secuestradora ha reconocido los hechos y ha señalado que, tanto ella como su familia, querían el ingreso voluntario en un centro psiquiátrico. El próximo lunes tienen previsto solicitarlo formalmente.

El abogado de la joven detenida por el secuestro de un bebé en el Hospital de Basurto a su llegada el sábado al Juzgado de Guardia de Bilbao. EFE/Luis Tejido

La jueza de guardia ha ordenado la libertad provisional para la acusada sin ningún tipo de medida, aunque no se ha hecho público el auto en el que argumenta su decisión.

Ahora el procedimiento continúa y el caso pasará a otro juzgado para su instrucción.

Un «caso aislado»

El pequeño Aimar se encuentra desde ayer en su hogar tras recibir el alta del hospital, donde fue arrebatado a sus padres la noche del miércoles por la joven de 24 años que se hizo pasar por sanitaria del centro.

La sustracción del bebé se produjo sobre las nueve de la noche del miércoles y en la mañana del jueves, la presunta autora del secuestro dejó al bebé sobre el felpudo de un piso del barrio de Santutxu, donde el pequeño fue hallado en buen estado sobre las 8:30 horas.

Unas dos horas después, la secuestradora, que había comentado a vecinos y conocidos que estaba embarazada y que ya había comprado ropa y una silla de bebé, fue detenida en el barrio bilbaíno de Zorroza.

Según informó posteriormente el consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, la arrestada entró en el centro hospitalario de Basurto vestida de sanitaria, se movió por Maternidad y abrió varias puertas de habitaciones «aparentemente con intención de secuestrar a algún recién nacido»,

Finalmente se llevó a uno de los bebés, tras indicar como justificación que le tenía que practicar la prueba del talón.

El protocolo que consta en la página web de Osakidetza referido a partos y fechado en 2014 indica que «todos los cuidados, exploraciones y pruebas del recién nacido se deben hacer a pie de cama para no separar a los progenitores del bebé. Cuando no sea posible se solicita a los progenitores o un familiar que acompañe al profesional en el traslado del recién nacido».

La consejera vasca de Salud, Gotzone Sagardui, ha asegurado sobre este rapto que se trata de «un caso aislado», y que el comité de seguridad del paciente «investigará y analizará lo que ha pasado y, en su caso, propondrá posibles medidas de mejora».