Empieza en Países Bajos el juicio por una paliza mortal a un joven en Mallorca

La Haya (EFE).- La Justicia neerlandesa inició este martes el juicio a los tres acusados principales de homicidio involuntario durante una paliza que se cobró la vida de un joven de 27 años en Mallorca el año pasado, y ordenó la vuelta a prisión de un sospechoso que incumplió las condiciones de la suspensión de su prisión preventiva.

El tribunal decidió que Mees T, de 19 años, debe volver a la cárcel de inmediato al no haber cumplido con las condiciones vinculadas a su liberación provisional, puesto que dio positivo en marihuana en un test de control a la que fue sometido, a pesar de que tenía estrictamente prohibido consumir alcohol y drogas.

También se fue de vacaciones con sus amigos este verano, cuando el servicio de libertad condicional se lo había desaconsejado.

El sospechoso explicó que está nervioso debido al caso penal y que fumó «un porro» para intentar «encontrar paz», y admitió haber «cometido un error dos veces, y no debería haberlo hecho», señaló. «He sido muy estúpido», lamentó.

La Fiscalía neerlandesa responsabiliza a tres hombres por la muerte de Carlo Heuvelman, de 27 años, en julio de 2021, y les acusa de homicidio involuntario o de asalto agravado por el fallecimiento de la víctima, aunque la complejidad del caso fue evidente en esta primera sesión, por errores durante los interrogatorios y contradicciones en varios testimonios.

Durante esta sesión, la Fiscalía mostró imágenes de la trágica pelea, aunque, en los videos, Heuvelman se encuentra ya tirado en el suelo, mientras un grupo de mujeres trata de protegerlo.

A la par, continuaban las peleas entre tres amigos de Heuvelman y otro grupo de amigos, al que pertenecen los tres principales sospechosos, incluido Sanil B, de 20 años, que tenía en su zapato un rastro de ADN de la víctima.

La paliza tuvo lugar en una noche de verano, por lo que había muchos testigos en la zona de ocio donde se produjo el suceso, y varios afirmaron que la víctima cayó al suelo después de un golpe, y Sanil B, junto al tercer sospechosos, Hein B, le dieron varias patadas.

También se leyó en alto el informe del médico forense de Mallorca, quien concluyó que la lesión grave que tenía la víctima en la cabeza fue causada por patadas, golpes con un objeto o una caída, pero, subrayó, no todas las lesiones fueron causadas solo por una caída en el suelo.

Los tres principales acusados niegan su responsabilidad en la muerte de Heuvelman.

Sin embargo, hay un total de nueve sospechosos en la causa penal relacionada con múltiples eventos violentos ocurridos en la misma tarde de julio en Mallorca. Algunos son sospechosos de tentativa de homicidio y otros de agresión abierta.

Los nueve fueron puestos el año pasado en libertad provisional, algunos sujetos a condiciones, y solo Mees T. tiene que volver ahora a la cárcel.

El tribunal anunció que los familiares de Heuvelman y su novia -que estaban presentes en una sala separada- podrán hacer uso de su derecho a la palabra el 13 de octubre y la semana siguiente, la Fiscalía anunciará la sentencia que pide para los sospechosos.

Está previsto que se dicte sentencia en torno al 18 de noviembre.