Narbona pide no utilizar el cambio climático como arma electoral o partidista

Logroño, 14 sep (EFE).- La exministra de Medio Ambiente y vicepresidenta primera del Senado, Cristina Narbona, ha apelado este miércoles a no utilizar el cambio climático y la defensa de la biodiversidad como arma electoral o partidista.

«Los gobiernos cambian, pero el consenso político en este ámbito es fundamental», ha añadido Narbona durante su comparecencia como experta ante la Comisión del Parlamento de La Rioja que tramita el proyecto de ley riojano de Biodiversidad y Patrimonio Natural.

«El tiempo se nos acaba, el cambio climático y la pérdida biodiversidad se están acelerando, como ya evidencian los científicos», ha subrayado Narbona.

Por ello, ha precisado, urgen leyes de protección de los ecosistemas y lucha contra el cambio climático, que requieren de amplitud de miras y de consenso para que perduren en el tiempo.

Ha recalcado que sus palabras no tratan de ser una intromisión en los planteamientos de unas u otras fuerzas políticas, sino que nacen de la necesidad que existe de legislar con cierta urgencia en este ámbito.

Por ello, ha apelado a las fuerzas políticas a hacer lo posible para «desterrar cualquier posición negacionista, tanto del cambio climático como de la pérdida de la biodiversidad”.

«Tenemos que demostrar con hechos y realidades que la única vía para un progreso justo, seguro y duradero es el cambio del paradigma vigente”, ha afirmado Narbona, para quien, «sin medio ambiente no hay desarrollo económico».

Prueba de ello es que «más del 50 por ciento del PIB mundial se produce gracias a la biodiversidad», según la exministra, quien ha citado a científicos como Fernando Valladares, que ven prioritario preservar la biodiversidad en el ámbito de la salud humana y no solo del cuidado del planeta.

Incluso, ha añadido, hay científicos que alertan de la relación entre la vinculación de la pérdida de biodiversiad y la salud mental, lo que refuerza la necesidad de legislar contra el cambio climático y la preservación del medio natural.

En su intervención y a preguntas de los diputados, Narbona también se ha referido al compromiso del Gobierno de España por lograr que, en el horizonte de 2030, haya un alto porcentaje de energías renovables y ha recalcado que «España puede y debe hacerlo».

Ha precisado, sin embargo, que no se trata de invadir el territorio español de torres fotovoltaicas, sino de «aprovechar al máximo» las posibilidades que España tiene de generar este tipo de energía, pero también con criterios y políticas de ahorro y consumo energético.

Narbona ha destacado que un 40 % de los Fondos Next Generation están destinados a la transición ecológica y los proyectos de biodiversidad y lucha contra el cambio climático, por lo que «España tiene una oportunidad que no puede desaprovechar».