Migrantes protestan por la falta de vacunas y atención medica ante el brote de varicela al exterior del Consulado de Estados Unidos, el 24 de agosto de 2023, en Tijuana (México). EFE/Joebeth Terríquez

Un brote de varicela y la falta de vacunas azotan a migrantes en la frontera de México

Por Manuel Ayala |

Tijuana (México) (EFE).- Migrantes varados en la frontera norte de México denuncian la falta de vacunas contra la varicela en medio del creciente flujo migratorio, lo que ha provocado un brote de unos 70 niños contagiados por la enfermedad, que les impide asistir a sus citas para solicitar asilo en Estados Unidos

El hecho ha provocado protestas de migrantes del albergue Ágape Misión Mundial en Tijuana, en la frontera con California, donde familias se han manifestado en el Consulado General de Estados Unidos para pedir que interceda, ya que sin vacunas y con los niños contagiados pierden sus citas de asilo.

Albert Rivera Colón, director del albergue, dijo a EFE que desde que comenzó el brote de contagios afrontan dificultades y la negativa de las autoridades para acceder a vacunas, lo que ha empeorado la situación del refugio.

“Uno de los puntos principales de la protesta es el tema de la salud, ya que el departamento (del Gobierno local) encargado de ello no maneja las vacunas contra la varicela, pues nos dicen que solamente la Federación las maneja”, expuso.

Falta de prevención

El activista afirmó que “Estados Unidos donó 2.000 vacunas a México, pero que la aduana mexicana no las está soltando y eso hace que se estén violentando los derechos humanos”.

El pastor destacó que el año pasado también tuvieron un brote de varicela y, ante la ausencia de vacunas, estuvieron más de ocho meses en cuarentena.

“Y nunca nos dieron vacunas de prevención, solamente cremas y ese tipo de cosas”, denunció.

Migrantes protestan por la falta de vacunas y atención medica ante el brote de varicela al exterior del Consulado de Estados Unidos, el 24 de agosto de 2023, en Tijuana (México). EFE/Joebeth Terríquez
Migrantes protestan por la falta de vacunas y atención médica ante el brote de varicela al exterior del Consulado de Estados Unidos, el 24 de agosto de 2023, en Tijuana (México). EFE/Joebeth Terríquez

Advirtió que “uno de los problemas es que, si a una familia le dan una cita migratoria para cruzar a Estados Unidos y uno de sus niños tiene varicela, no los van a dejar cruzar por ser una enfermedad contagiosa”.

“Otro problema es que las autoridades nos estaban diciendo que esas vacunas las tiene Unicef, pero esta organización tiene dos años que no viene con nosotros”, agregó.

El director del albergue expuso que los niños padecen de mareos y dolores de huesos.

Un brote de varicela entre el creciente flujo migratorio

Este brote de varicela se presenta en medio de un repunte del flujo migratorio por México tras la caída inicial que provocó en mayo pasado la expiración del Título 42 de Estados Unidos, según reconoció la semana pasada el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Tras el fin de esta política migratoria, los encuentros irregulares de migrantes en la frontera de Estados Unidos cayeron un 50 % entre mayo y junio, pero después hubo un aumento del 36 % entre junio y julio de la migración irregular de familias que viajan juntas, según la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Migrantes protestan por la falta de vacunas y atención médica ante el brote de varicela al exterior del Consulado de Estados Unidos, el 24 de agosto de 2023, en Tijuana (México). EFE/Joebeth Terríquez
Migrantes protestan por la falta de vacunas y atención médica ante el brote de varicela al exterior del Consulado de Estados Unidos, el 24 de agosto de 2023, en Tijuana (México). EFE/Joebeth Terríquez

Rivera Colón dijo que, ante la falta de respuesta de las autoridades, activistas y migrantes toman medidas de prevención por su cuenta, como la cuarentena en un lugar especial, donde mantienen a los menores de edad durante 15 días o más hasta que mejoran.

“Hemos tenido unos 70 niños que se han contagiado durante los últimos meses, algunos ya se han ido del albergue, pero no queremos estar nuevamente ocho meses (así) como cuando tuvimos el último brote”, manifestó.

Por ello, pidió al presidente López Obrador “que resuelva, que hable con la aduana y que, si las vacunas están bien, ya se las dé al departamento de salud para vacunar a los niños”.

Las madres migrantes piden consideración

María, originaria del estado mexicano de Guerrero y madre de una niña que padeció de la varicela, explicó a EFE que la menor comenzó “con unas ronchitas que se le hicieron vejigas, luego le dio temperatura, mucho escalofrío y dolor de cabeza”.

Acudieron a médicos particulares y estuvieron paliando la enfermedad “con puros calmantes que ha dado el médico y unas cremas para que se sequen rápido las vejigas”.

“Ha sido complicado porque los tuvimos aislados, no podían salir y también tienen brotes en su boca y no pueden comer ni ingerir ningún líquido, por eso exigimos que den vacunas para que vacunen a los niños que les hace falta”, sentenció.