Giorgia Meloni completa con éxito su investidura

Roma.- La nueva primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, completó hoy su investidura en el Parlamento tras superar una última votación en el Senado, respaldada por su coalición derechista con la que hace un mes ganó las elecciones generales.

Tal y como se esperaba, Meloni obtuvo la mayoría absoluta con 115 votos a favor del total de 200 escaños, gracias a su partido, los ultraderechistas Hermanos de Italia, y sus socios de coalición, la Liga de Matteo Salvini y Forza Italia, de Silvio Berlusconi, además del grupo «Nosotros moderados».

Votaron en contra 79 senadores, los del progresista Partido Demócrata, los populistas del Movimiento Cinco Estrellas y los centristas de Azione e Italia Viva, entre otros pequeños grupos, mientras que cinco se abstuvieron.

La investidura en Italia se vota en sus dos sedes parlamentarias y con esta votación en el Senado, la primera ministra completó el trámite para gobernar, pues ayer consiguió el respaldo de la Cámara de los Diputados por 235 votos a favor del total de 400 escaños.

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni (d), y el ministro de Infraestructuras y Transporte, Matteo Salvini (i). EFE/Claudio Peri

Meloni, primera mujer jefa del Gobierno en la historia del país, juró en el cargo el pasado sábado ante el jefe del Estado, Sergio Mattarella, después de ganar las elecciones generales del 25 de septiembre con el 26 % de los votos, además de los de sus aliados.

Un día antes la nueva primera ministra desgranó su programa de gobierno para los próximos 5 años enviando un mensaje europeísta, no sin críticas a la Unión Europea, además del adelantar algunas reformas importantes como una amnistía fiscal y renegar del fascismo.

Un día antes la nueva primera ministra desgranó su programa de gobierno para los próximos 5 años enviando un mensaje europeísta, no sin críticas a la Unión Europea, además del adelantar algunas reformas importantes como una amnistía fiscal y renegar del fascismo.

Berlusconi vuelve al Senado

Por otro lado, esta jornada en el Senado estuvo marcada por el discurso de Berlusconi, nueve años después de que fuera expulsado del Parlamento tras su condena en firme por fraude fiscal a causa del denominado «Caso Mediaset».

El magnate, de 86 años, aseguró sentirse «feliz» por su regreso y aprovechó la ocasión para reivindicar su lealtad a Occidente, a la Unión Europea y a la Alianza Atlántica.

Silvio Berlusconi. EFERiccardo Antimiani

Esto después de que se filtraran a la prensa unas recientes declaraciones suyas en las que presumía de su amistad con el presidente ruso, Vladimir Putin, y culpara de la guerra al ucraniano, Volódimir Zelenski, suscitando el enfado de Meloni.

«Sobre esto, nuestra posición es firme y convencida, absolutamente clara y no puede ser puesta en duda por nadie ni por ningún motivo», prometió el controvertido político conservador.

Editado Web: Javier Agramunt