La Cámara Baja de EE.UU. aplaza un día más la elección de su presidente

Washington, (EFE).- La Cámara Baja de Estados Unidos decidió este jueves, con la oposición de toda la minoría demócrata, aplazar hasta el mediodía del viernes (17.00 GMT) la decimosegunda votación para elegir a su nuevo presidente.

La decisión se produce después de que varios medios estadounidenses aseguraran que los republicanos han alcanzado un principio de acuerdo para investir al aspirante Kevin McCarthy que contempla muchas de las demandas de los conservadores díscolos que han impedido hasta ahora su victoria.

Según periodistas de The Washington Post, Politico, la cadena CNN y The Hill, el principio de acuerdo contempla medidas como establecer límites a los mandatos que pueden servir los representantes en la cámara, entre otras normas.

El líder republicano de la Cámara Kevin McCarthy conversa con el representante republicano de Tennessee Andy Ogles en el Capitolio en Washington, DC, EE. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Este acuerdo no serviría para convencer a todos los escépticos pero pondría en marcha un plan para ir derribando uno a uno al resto de díscolos.

Igual que sucedió el miércoles, fue necesaria una votación, que los republicanos ganaron de manera muy ajustada, para aplazar la sesión de la Cámara Baja, ya que todos los demócratas se opusieron vehementemente.

Este receso da tiempo a los aliados de McCarthy para tratar de convencer a sus detractores de aceptar la propuesta.

El hasta ahora favorito para liderar la Cámara Baja volvió a fracasar este jueves en su intento por ser elegido para suceder a Nancy Pelosi al frente del órgano legislativo, en el que los republicanos tienen una ajustada mayoría tras su victoria en las elecciones de medio mandato de noviembre.

El fracaso de McCarthy

El líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, en el Capitolio en Washington, DC, EE. UU. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Esta vez hicieron falta cinco votaciones, que sumadas a las tres del miércoles y las tres del martes llevaron el total de intentos por elegir a un nuevo presidente de la cámara a once, un récord de más de cien años.

McCarthy se enfrenta a un grupo de 20 conservadores rebeldes que llevan desde el martes proponiendo y votando a candidatos republicanos alternativos tras acusar al dirigente de no negociar con ellos cambios en la normativa del órgano.

Hasta que no se elija al líder de la cámara, su actividad legislativa estará en suspenso, y sus nuevos miembros no podrán jurar el cargo.