La comunicación en el sector del vino centra el II Congreso Internacional Comunicación y Vino

Pamplona (EFE).- El futuro de la comunicación en sector del vino centra el II Congreso Internacional de Comunicación y Vino #WineCom que se celebra en Pamplona, bajo el titulo “El futuro presente de la comunicación”.

La importancia de la tecnología e I+D en las estrategias de ventas o la necesidad de avanzar hacia modelos más sostenibles son abordadas en este evento. Vinos D.O. Navarra en colaboración con la facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra organizan este encuentro.

A lo largo de la jornada se aproxima también a la conexión fundamental con los consumidores a través de experiencias humanas más cercanas y sensoriales y la imprescindible transformación digital de las estrategias de marketing y comunicación.

II Congreso Internacional de Comunicación y Vino. EFE/Villar López

El presidente del Consejo Regulador de la D. O. Navarra, David Palacios, ha subrayado el poder comunicativo del vino que aporta información ya solo con el aspecto de su packaging, que con un diseño más juvenil hace pensar en un vino más fresco y con una etiqueta más seria evoca un caldo senior.

“Todo eso está bien pero no es lo único que hay que hacer con el vino, hay que comunicarlo hacia fuera, entender a quién queremos llegar e ir adaptándolo a las nuevas formas de comunicar y hacer marketing”, ha referido subrayando que siempre “hay que hacerlo con honestidad” y “no vender humo”.

Por su parte la decana la facultad de Comunicación, Charo Sádaba, ha recordado que debe ser la tecnología la que se ponga al servicio de la comunicación y ha puesto en valor el poder del relato siendo las historias “uno de los elementos más poderosos para diseñar estrategias de comunicación”.

Sergio Torres analiza la relación del vino y la comida

El chef Sergio Torres, copropietario de Cocina Hermanos Torres, ha puesto en valor el papel del vino en relación a la comida y es que, según ha asegurado, ni él ni su hermano Javier entienden la cocina “si no hay una buena copa de vino detrás».

En su andadura gastronómica junto a su hermano Javier ha descubierto que “el vino es una parte tan importante como la gastronómica” y no entienden la cocina “sin una buena copa de vino”.

En su restaurante cuentan en la actualidad con cinco sommeliers uno de los cuales “esta buscando siempre vino” en un mundo el vitivinícola en el que existe innovación constante.

Lo más importante para determinar la calidad de una botella, ha dicho, no es su precio y que su búsqueda constante de nuevos caldos “no significa vino caro sino vino interesante”.

El maridaje es un aspecto al que ellos dan mucho valor pero que en general, ha comentado. Se deja más de lado en el mundo de la comunicación generalista donde “solo se habla de gastronomía” y falta programas televisivos que hablen del vino al igual que se hace con la cocina.

El chef Sergio Torres en su intervención en el Congreso de Comunicación y vino. EFE/Villar López

Según ha indicado el vino en este momento se encuentra en un momento de gran especulación y el precio de grandes botellas “se está poniendo estratosférico”. Esto, ha reconocido, hace que en ocasiones en los menús que ofrecen los caldos que ofertan sean más caros que la propia comida.

Esta situación, ha referido, les ha hecho cambiar su estrategia en cuanto al futuro del vino y ya no apuestan tanto por esas botellas más especulativas “tremendamente caras que duran muy poco en la carta” para “intentar visualizar qué pasará dentro de 10 años en el mundo del vino” apostando por “productores jóvenes que están haciendo cosas muy interesantes”.

Gastronomía y comunicación

Ha destacado también la importancia de la comunicación en el mundo gastronómico reconociendo que durante muchos años ellos cometieron el error de pensar que solo con tener una gran formación y ser buenos cocineros iban a triunfar.

“Pensamos: ya vendrán y no venían”, ha recordado apuntando que “el boca oreja es muy interesante” pero se dieron cuenta de que solo con esa fórmula nadie les conocía.

Totalmente consciente de que la oportunidad que tuvieron ellos a través de la televisión no se le presenta a todo el mundo ha aclarado que sí hay otras vías de comunicación más accesibles que es muy recomendable utilizar para poder darse a conocer y crecer.

Un restaurante no deja de ser un negocio

Ha recordado que aunque están enamorados de la gastronomía un restaurante no deja de ser un negocio que requiere rentabilidad y ha subrayando que para poder apostar con un producto determinado es imprescindible tener conocimiento sobre el sector para garantizar una buena inversión.

En lo que respecta los vinos nacionales ha asegurado que España cuenta con “vinos de mucha calidad” no quedándose atrás en este aspecto Navarra, una zona en la que hay “vinos de culto” y una “vinícola muy antigua y muy interesante” y donde además “gastronómicamente se come de narices”. EFE