Las ayudas para vivienda subirán en Euskadi hasta los 300 euros

Vitoria (EFE).- Unos 28.000 hogares vascos dispondrán de ayudas al alquiler de vivienda en Euskadi en 2023, cuando estas prestaciones registrarán una nueva subida y alcanzarán los 300 euros mensuales.


Así lo ha anunciado este jueves el consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, en la presentación en comisión parlamentaria de las partidas correspondientes a su departamento recogidas en el Proyecto de Presupuestos de 2023.


El área que dirige cuenta con 754,4 millones, un 33,7 % más que este año, de los que 238,3 millones están enfocados al programa de vivienda.

Sumados los presupuestos de las sociedades públicas Visesa y Alokabide, el presupuesto dedicado a esta materia será de 322,3 millones.

Fomento del alquiler protegido


Como en ejercicios anteriores este programa se centra en el incremento y la mejora del parque protegido en alquiler y en el desarrollo del derecho subjetivo a una vivienda, que se estima que será reconocido a 12.000 hogares al término de 2023.


Arriola ha anunciado que en 2023 aumentará la cuantía de las ayudas para el alquiler de una vivienda, tras la subida del pasado año cuando pasaron de 250 a 275 euros. De cara al próximo alcanzarán los 300 euros.


Esta subida también se aplicará a la prestación gestionada por Gaztelagun y dirigida específicamente a financiar parte del alquiler a los más jóvenes, que tendrá un tope máximo de 300 euros.

El presupuesto de este programa crecerá hasta los 16,3 millones con la previsión de llegar a 4.500 beneficiarios.

El consejero Iñaki Arriola expone en detalle los presupuestos de su departamento. EFE/Lino G. Rico


Arriola ha explicado que se prevé el inicio de 1.650 viviendas protegidas y apartamentos dotacionales en 2023, cifra que se completa con las 2.205 ya en curso.

Compra de suelo

Además, el departamento y Visesa destinarán 30,7 millones de euros a la compra de suelo para la promoción de otros 1.200 pisos.


El departamento quiere movilizar también 8.000 inmuebles para el alquiler social con una aportación de 35,8 millones de euros. La renta máxima a percibir por sus propietarios crecerá también hasta los 675 euros mensuales.


La rehabilitación y las obras de accesibilidad contarán con 35,7 millones de euros y de ellos se beneficiarán 56.100 viviendas, a las que habrá que agregar otros 8.000 financiadas con los Fondos Next Generation.

126 millones para la «Y» vasca


En materia de transportes el presupuesto disponible es de 467,32 millones de euros, de los que 126,6 se concentran en la nueva red ferroviaria vasca.

En esta cantidad se incluyen los 71,1 millones correspondientes a la encomienda del Estado para la construcción del tramo guipuzcoano de la «Y vasca».


Además, se consignan 20 millones para el acceso soterrado a Bilbao y 35 para el tramo Astigarraha-Oiartzun-Lezo.


Por su parte, la licitación de los proyectos constructivos de varios tramos de la conocida como Variante Sur Ferroviaria tendrán unas partidas de 8,7 millones de euros.


Por último, Planificación Territorial manejará 42,2 millones, de los que 34 millones, 23 más que en 2022, se dedicarán a la regeneración urbana de los barrios más vulnerables.

Con estas partidas Arriola ha señalado que se comenzarán 14 intervenciones en 12 municipios, que se suman a las 11 ya en marcha. EFE

Edición web: Elena Puerta