El PNV pide reconducir el centro de refugiados pero el Gobierno lo ve definitivo

Vitoria (EFE).- El PNV ha pedido que se «reconduzca» el proyecto de abrir un centro de acogida a refugiados en Vitoria, pero el Gobierno de España advierte de que decisión «es definitiva». Además achaca las reticencias y críticas del Ejecutivo vasco a un «cierto desconocimiento».

El Ministerio de Seguridad Social y Migraciones quiere habilitar en la capital alavesa un centro con 350 plazas para refugiados. El proyecto ha enfrentado en los últimos días tanto a los ejecutivos de Euskadi y España como al PNV y al PSE. Estos dos partidos gobiernan en coalición las principales instituciones vascas.

Entre ellas, el Ayuntamiento de Vitoria, cuyo alcalde, Gorka Urtaran, ha enviado una carta al ministro del ramo, José Luis Escrivá. En ella le pide que suspenda el proyecto y se abra «un periodo de reflexión sosegada y trabajo compartido con las instituciones vascas».

En la misiva, Urtaran emplaza a trabajar por un «proyecto consensuado» que permita incrementar la «capacidad y eficiencia del sistema de acogida» y que a la vez «se ajuste al modelo vasco de atención al colectivo migrante».

Esteban: «Hay marcha atrás»

Su compañero de partido, el portavoz del Grupo Vasco en el Congreso, Aitor Esteban, también ha hablado de este tema. Ha considerado que el proyecto de crear un centro de refugiados en Vitoria «tiene marcha atrás perfectamente».

«Si estamos en una senda de diálogo y en una voluntad de las instituciones vascas y del PNV de hablar y acordar, y todavía no se ha hecho nada más que una convocatoria de adjudicación, creo que esto es perfectamente reconducible y yo le invito al Gobierno español al diálogo y a reconducir la situación», ha dicho Esteban.

El portavoz jeltzale en la Cámara baja ha insistido en que el «macrocentro» de Vitoria «es un modelo que no casa» con el que la perspectiva «más efectiva e integradora» Euskadi intenta desarrollar. Ha asegurado además que esta postura las ONG vascas que trabajan con refugiados «comparten2 esta reflexión.

Se ha referido también a las palabras de ayer del líder del PSE-EE, Eneko Andueza, quien consideró que la posición del PNV en este asunto puede enmarcarse en un «discurso xenófobo». A su juicio, las declaraciones de Andueza fueron «injustas, excesivas y fuera de lugar».

«Cualquiera que conozca la política desarrollada en este ámbito por las instituciones vascas y el PNV sabe que eso no es cierto», ha añadido.

centro refugiados Vitoria
El portavoz del Grupo Vasco en el Congreso, Aitor Esteban, atiende a los periodistas. EFE/Miguel Toña

Malestar en el PSE-EE

Pero el cruce de reproches entre los dos partidos socios no ha concluido. Hoy la secretaria general del PSE-EE de Álava, Cristina González, ha asegurado sentirse «sobrecogida las declaraciones vertidas sobre este asunto».

«Es inapropiado y tendencioso utilizar términos como ‘macrocentro’, ‘guetización’ y ‘repositorio de personas’ ante un proyecto que hay que trabajar con sensibilidad y solidaridad», ha considerado.

Por su parte, la directora general de gestión del Sistema de Acogida en Materia de Protección Internacional y Temporal del Gobierno de España, Amapola Blasco, ha subrayado que la decisión de construir el centro de Vitoria «es definitiva».

Sobre la oposición del Gobierno Vasco por entender que se podrían crear «guetos» o que el centro no encaja con el «modelo vasco de acogida», Blasco ha sido contundente: «No existe un modelo vasco».

Gobierno: la competencia es estatal

«La competencia para la acogida de personas solicitantes de protección internacional es estatal. Lo que hay es un modelo estatal» que «lleva trabajando en Euskadi desde los años 90», ha explicado.

Ha explicado que el centro de Vitoria no será un «recurso aislado» sino que en España hay otros con dimensiones parecidas y que el Ejecutivo tiene experiencia en la gestión de los mismos. En concreto, existen cuatro centros (uno en Valencia, dos en la Comunidad de Madrid y otro en Sevilla) y «lejos de ser guetos son centros absolutamente integrados en la comunidad».

Estos centros proporcionan «riqueza y diversidad a su entorno», ha resumido Blasco, que ha indicado que además del centro de Vitoria, que se ubicará en la antigua clínica Arana, hay previstos otros en Soria, Valladolid y en Mérida.

Todos ellos «han sido muy bien recibidos en estos ayuntamientos», ya que las «únicas reticencias» están llegando desde Vitoria, ha afirmado Blasco, que ha achacado las críticas a un «cierto desconocimiento» del trabajo que se va a hacer en el centro.

Mientras tanto los diputados vascos de Unidas Podemos en el Congreso han registrado una serie de preguntas dirigidas a Escrivá para conocer los criterios de elección de la localización y del número de plazas de todos los centros de acogida de refugiados en España, entre ellos el de Vitoria.